“O se opta consciente y reflejamente, o la opción de nuestra vida se realiza sin que ni siquiera caigamos en la cuenta de ello. Pero en cualquier caso, nuestra vida y nuestra acción se inscriben en uno de los sectores contendientes. No hay marginados frente al conflicto social; hay sencillamente, contendores abiertos y contendores solapados, luchadores convencidos y tontos útiles. Demasiadas veces, y más por ingenuidad que por mala voluntad, los universitarios formamos parte de este último grupo. Todos estamos comprometidos: resta saber por quién”.
Ignacio Martín-Baró

domingo, 21 de octubre de 2012

El absurdo de vivir, parte 1: Dios

Ahora que estoy cada día más cerca de mi muerte, me ha dado por pensar en lo absurdo de todo esto de la vida, y también en la muerte. Ante este absurdo que se llama vida, nos inventamos miles de historias para justificar nuestra existencia. Todo el tiempo estamos tratando de darle un sentido, porque la vida en sí misma, no la tiene. Dice una canción de Bersuit: "No hay fracaso más rotundo que haber venido al mundo pa'morirse y nada más...", pero, ¿es que acaso no venimos al mundo, y un buen día simplemente nos morimos? Incluso a quienes se les recuerda mucho vinieron al mundo y ya. Nuestra vida es un minúsculo paréntesis en la Historia, en la vida de este planeta. Y el mundo, y la vida, existen a pesar de nosotros, da igual nuestra vida. ¿Qué sentido tiene nuestra vida, corta o larga?

Las explicaciones que nos inventamos para responder a esta pregunta tan sencilla, son infinitas, algunas rayan en lo mágico y otras tantas en lo irracional, que es el germen del fanatismo religioso, tan de moda últimamente (en realidad siempre). Lo que ocurre es que nos acomodamos a lo que queremos creer, porque, insisto, todos buscamos darle sentido a nuestra existencia, de alguna forma.

Por preguntarme este tipo de cosas, mis papás y mis hermanos, creen que soy ateo, y la verdad no lo soy. Bueno, en realidad no lo sé, no me importa. He intentando, en múltiples ocasiones explicarlo, sin éxito. Ellos simplemente no logran comprender que no me gustan las iglesias, que para mí fueron suficientes 18 años de "militancia religiosa" forzosa (no es un reclamo pero yo no decidí que debía ir a la iglesia, de hecho me zafaba cada vez que podía). Diez años, de esos 18, estuve en un colegio evangélico. Mucho para mí, aunque debo confesar que hice amigos entrañables, que aún hoy día sigo frecuentando, también tuve muy buenos profesores.

Y entonces cuando me preguntan si creo en Dios, siempre respondo que no sé, y la verdad no me interesa saberlo. Hace un tiempo me "visitaron" unos Testigos de Jehová, y me hicieron la pregunta que utilizan como gancho para soltar toda su perorata, poco les importa que uno les diga sí o no, igual viene el bombardeo, sus respuestas están hechas, les cuesta un poquito argumentar. Y suelen ser un poco irrespetuosos. El caso es que cuando me preguntaron, no les dije sí o no (que eran lo que esperaban), les dije que "a veces", y la chavala que preguntó "se desconfiguró", les cuesta un poco cuando se les saca del molde. Así que ya saben, si quieren quitarse a los Testigos de encima, la respuesta es "a veces", y siempre está la mejor opción no abrirles.

Pero más allá de la anécdota, es cierto eso, no sé si creo o no. No me preocupa saberlo. Porque cuando me sorprendo pensando en la existencia o no de Dios, tiendo a cuestionarme si creo que existe Dios porque me dijeron desde que me acuerdo que existe, o también porque todos los días alguien habla de Dios - y hablan como si lo conocieran, como si lo hubieran visto -. Por ejemplo, uno ve los noticieros y siempre hay alguna alusión directa a Dios. En la escuela y colegio, todos los días durante diez años, había oraciones, la mayoría de los profesores eran practicantes evangélicos, algunos, bastante inconsecuentes, conservadores y autoritarios, otros, desde su fe acompañaban, buscaban comprender y no imponer, eran los mejores.

En todo caso, volviendo a la pregunta ¿existe Dios porque lo construimos, porque nos enseñaron que existía? Tiendo a creer que sí. Tiendo a creer que necesitamos explicar nuestra existencia, y que nos hemos inventado toda esta historia de Dios para poder sobrellevar el sinsentido de esta vida terrenal. 

Pero a veces me pregunto ¿y si es cierto? ¿Si es cierto que hay un infierno en el que arderemos eternamente si no somos "buenos", si no nos negamos a nosotros mismos? ¿y si es cierto que hay vida después de la muerte? Cuando me lo pregunto, me da mucha cólera pensar que esto es objeto de miedo, utilizado para la dominación. Pienso que se trata de una trama del miedo, que es tan útil para someter, que vende tanto, y tan bien. Cuando me da por pensar en todo este rollo del cielo y el infierno, del pecado y la virtud, me doy cuenta que vivimos en una sociedad dominada por la culpa. ¿por la culpa de qué? Simplemente de existir. El miedo y la culpa son utilizados para dominar, lo interiorizamos, lo asumimos, y no nos permite liberarnos de todo. No nos permite simplemente vivir, que es lo que deberíamos hacer, y ya.

Ocupamos darle un sentido a la vida, para expiar la culpa, esa que nos inculcaron, como la existencia de Dios, desde que somos niños. Esa culpa que nos recuerdan cada día, y quienes nos la recuerdan son los perversos, son aquellos que viven atormentados por fantasmas, son los que nunca se liberarán. Y que claramente, si existe todo eso que creen, tienen cupo reservado en el infierno.

Yo prefiero, la verdad, no insistir en este absurdo de si Dios existe o no, eso nunca lo sabremos (al menos no en esta vida, jeje). Creo que lo más importante es tratar de vivir esta vida decentemente, y con eso me refiero a no vivir como viven esas autoridades religiosas, llenas de lujos, que lo mejor sería comprender que hay para todos, y que todos tenemos derecho a una vida digna.

Precisamente por esto es que hace años decidí no regresar a ninguna iglesia, porque no soporto las jerarquías, no soporto esa estructura que aplasta toda subjetividad en nombre de Dios. Terminé odiando ese machismo que se justifica desde lo religioso y que nos ha amargado la vida. Pero sobre todo no soporto a los hipócritas que se esconden detrás de la biblia para no verse a sí mismos, y necesitan trasladar su miserable culpa al resto. Porque necesitan que el resto sea tan infeliz como ellos. No soporto que no puedan ver a alguien feliz, sin pensar que es un pecador. No soporto que no puedan simplemente disfrutar del cuerpo, el propio y el del otro, que les asuste el placer, que la sexualidad les de pavor. No soporto que se aprovechen de la ingenuidad y el miedo de la gente para hacerse ricos. No soporto esa teoría de que la "bendición de Dios" es tener dinero, es lo material.

Claramente no todos los que creen en Dios entran en esta última descripción, pero sí la mayoría de las jerarquías religiosas, sólo basta encender la televisión y poner alguno de los canales religiosos. El amor al dinero, y el odio a lo diferente, se les sale por todo lado.

Así que, para finalizar, podrán notar que todo mi alegato en realidad poco tiene que ver con Dios, tiene más que ver con el absurdo que nos han impuesto para vivir. Es un alegato contra la culpa, contra la hipocresía. Porque como dije no sé si existe Dios, no lo sé simplemente porque siempre me dijeron que existía y que eso no se cuestionaba. Lo que sí sé, es que como especie necesitamos darle un sentido a esta vida. Que insisto, me parece absurda. Absurda, aún cuando efectivamente Dios exista.




Pd. Este es un primer apunte existencial sobre este absurdo de vivir, la segunda parte vendrá con otro matiz: El absurdo de vivir, parte 2: El trabajo. Aclaro además, que no atravieso ninguna crisis de existencia ni tengo tendencias suicidas, no vaya a ser que se armen cadenas de oración por mi alma.










lunes, 15 de octubre de 2012

Merino

Me ha resultado tremendamente difícil escribir este apunte. Normalmente, cuando me siento y me pongo a escribir lo que pienso, es muy sencillo, simplemente sale. Creo que la diferencia esta vez, es que no sólo se trata de lo que pienso, sino también de lo que siento, y lo que siento es una tristeza muy profunda.

Siempre sentí una gran admiración por José Merino del Río, esa admiración luego se convirtió en un profundo respeto y afecto a un gran tipo, a un maestro. Nunca pude decirle sólo José, siempre para mí fue Don José.

15 de febrero de 2012. José Merino junto a los trabajadores luchando contra la burla de los 5 mil colones. Posiblemente la mejor foto que le tomé a Merino.

2006, en entrevista para OJO
Conocí a Merino en la calle, junto a los estudiantes, junto a los trabajadores, allá por el año 2.000 cuando se opuso con la vehemencia y la fortaleza de su verbo y su inteligencia al Combo del ICE. Yo no tenía ni 23 años cuando le conocí. Estaba desencantado por la política, y en el año 98 anulé mi voto. De haberlo escuchado antes, de haberlo conocido antes, le habría votado a Fuerza Democrática. Verlo en la calle junto a nosotros, y dentro del Congreso luchando, me mostró que los dos frentes son importantes, y no solo importantes, sino complementarios, "democracia de la calle" solía decir, y en entrevista en 2006 para el periódico OJO decía: "... Antes de que existiera la Constitución hubo gente peleando en las calles ¿Cómo se va a poner en discusión el hecho de que, en una democracia madura, la gente se exprese en las calles? (...) la estrategia de la calle no significa una estrategia de golpe de estado (...) la lucha social, la protesta, es parte de la vida democrática y la democracia no se agota en el Parlamento". Por eso su empeño en que tuviéramos, además, una representación genuina de izquierdas en el Congreso, porque él sabía que la lucha contra el TLC sería muy fuerte, y que el PAC tenía su límite muy claramente marcado. Era para él necesario, indispensable, dar la lucha en ambos frentes.

15 de febrero de 2012, frente a Casa Presidencial, junto los trabajadores.

José Merino marca a toda una generación, a esa generación de la huelga de maestros del 95, que es mi generación, esa es la misma generación que para el Combo ya estaba madura y plantó cara al gobierno neoliberal de Miguel Ángel Rodríguez en su intento de privatizarlo todo. Es esa misma generación que le respetó, y que hoy le llora. Somos esa generación que le vimos en aquel debate en Canal 7 contra el patán de Carlos Vargas Pagán, presidente de turno del Congreso. Cómo olvidar aquel: "Diputado Vargas Pagán es usté un prepotente!", mientras golpeaba la mesa, y en la Soda de Generales el silencio se rompía en un gran aplauso y los vítores a Merino.

22 de marzo de 2000. Merino indignado por la represión policial contra los estudiantes. En la mesa Otto Guevara (diputado), Gabriel Macaya (Rector de la UCR). No escuché el discurso, que me contaron fue lleno de rabia e incendiario, retando al Ministro de Seguridad. Yo estaba en la cárcel junto a unos 30 compañeros. (Edición Especial del Semanario UNIVERSIDAD, 23 de marzo de 2000)
Cito la justificación de su voto en contra del Combo del ICE: "Desde esta curul saludo a los estudiantes de mi país, de las Universidades Públicas que en estos días salieron pacífica, cívica, democráticamente a las calles para expresar su repudio a este combo. Saludo a los jóvenes universitarios, a los estudiantes...". Vargas Pagán le interrumpe pretextando bajar el volumen para no perturbar al público en las barras. Merino le responde: "Pues, creo, Señor Presidente, que usted, para no interrumpir otra vez una tradición autoritaria que ha tenido en este trámite, me está interrumpiendo inadecuadamente, groseramente, como lo ha hecho a lo largo de este debate. Pero, no importa, porque no me he sentido sólo en este debate. Me he sentido acompañado por esa juventud universitaria, estudiantil, trabajadora de mi Patria. Me he sentido acompañado por los trabajadores del ICE, de las instituciones públicas del país (...) Hoy los que están siendo derrotados son ustedes, los partidos Liberación Nacional y la Unidad Social Cristiana. Están ganando una votación, seguramente la ganarán, pero han sido derrotados en la conciencia lúcida de la Patria costarricense. Han sido derrotados en la conciencia de las fuerzas del trabajo y de la cultura de este país, que se ha rebelado pacíficamente de una punta a otra del territorio nacional, levantando la bandera, no de ningún partido político, sino la bandera de Costa Rica."
Diario Extra 23 de marzo de 2000


Pero además no sólo esa generación le admiró. También quienes le conocieron cuando batalló frontalmente contra el TLC. Recuerdo que por aquellas épocas, su despacho de la Asamblea se paralizaba cuando tomaba la palabra. Era un placer escucharle debatir, de frente, duro, pero con respeto, siempre con mucha más altura que sus oponentes, con una entereza moral. Recuerdo perfectamente cuando la comisión de asuntos internacionales de la Asamblea Legislativa aprobó el TLC, a Merino le quitaron la palabra y cerraron la sesión de forma intempestiva. Merino siguió hablando, y habló ya no para quienes no le escuchaban, hablaba indignado, denunciaba la vía ultrarápida en el trámite, le habló a las cámaras, le habló a la gente mientras sus brazos y toda su gesticulación mostraban toda su indinación, toda su bronca, él transmitió perfectamente lo que todos sentíamos. No se rendía. Simplemente no se rendía. Y siguió luchando. Desde todos los frentes.

1 de mayo de 2012
Merino sacó fuerza, la fuerza que ya nosotros no teníamos ese 8 de octubre, derrotados en el referéndum, y pronunció ese maravilloso discurso, que nos llenó de fuerza, de orgullo: "La lucha continúa, la lucha por la justicia social continúa. La lucha contra la corrupción y contra los corruptos continúa. La lucha por la construcción de una Costa Rica inclusiva, más próspera, más democrática, más soberana, no tiene fin para nosotros". Era su deber como líder y así lo comprendió, así lo asumió. Merino siempre estuvo a la altura de las circunstancias, y ese triste, gris y lluvioso 8 de octubre, Don José asumió su papel, y habló por nosotros, porque efectivamente, había que continuar con la lucha. No dejo de pensar que es una ironía del destino que haya muerto cinco años después de ese gran discurso.




Quienes, desde la derecha, hoy dicen respetarlo le calumniaron en vida, le dijeron de todo. No debemos olvidar a Jorge Eduardo Sánchez, y sus bajas acusaciones. No olvidemos a todo el PLN calumniándolo, no olvidemos que Óscar Arias le llamó pieza de museo. No olvidemos que la campaña del Sí, que la oligarquía le llamó violento, instigador, que le acusaron de todo. Esos hipócritas hoy le profesan respeto, un respeto que ni ellos se creen. La muestra más clara es lo que hicieron los diputados del partido mafioso que gobierna mientras nuestro Diputado le rendía su merecido tributo. Dicen sentir respeto, pero no tienen ni la más mínima decencia. Por eso es que no debemos olvidar quién era Merino y su lucha, su compromiso, que no venga esa derecha rancia y decadente, a decirnos quién fue Merino.

21 de abril de 2012, Comisión Política del Frente Amplio, junto a Héctor Solano, y el Diputado José María Villalta.
Recordar a Merino como un hombre antisistema, internacionalista, como un verdadero comunista es la mejor honra que le podemos hacer a su memoria. Como también lo es continuar la lucha, fortalecer la organización social, convertir al Frente Amplio en un verdadero Frente Unitario en el que quepamos muchos, muchas, un verdadero Frente que trascienda lo electoral y genere un verdadero cambio cultural, que promueva la Revolución, que aprenda de sus errores, que tenga la capacidad de escuchar, y de hacer autocrítica. Porque todo eso era Merino, todo eso soñó. Y me atrevo de decir que eso es lo que soñamos, porque el Compañero Merino hizo suyo todos esos anhelos nuestros. Por eso es que Merino amó a Costa Rica mucho más que esos pusilánimes y entreguistas que nos gobiernan.

Merino esperando el bus en san José, como cualquier ciudadano.
Hace unos días, Nito Man, de Golfito, escribió: "¿Quieren saber cual es la diferencia entre rodrigo arias y José Merino? Que Merino podía caminar solo por media capital o cualquier pueblo del país y la gente lo saludaba...". Una gran diferencia, efectivamente era común ver a Merino caminando por san José o haciendo ejercicio junto a Patricia los domingos por la mañana en la Universidad. Múltiples veces conversé con él en los pasillos de la Facultad de Sociales, y se alegraba del avance de mi tesis, y me animaba a terminarla y seguir estudiando. Merino siempre me recibió con una sonrisa, y un afectuoso abrazo. Siempre escuchó, y debatió, nunca, trató de imponer su pensamiento, siempre respetó mi pensamiento y me invitó al debate, a la militancia. Se lo agradezco mucho. No se lo pude decir.

Merino el 1 de mayo de 2012, rodeado de su gente, mientras cantaba Nito man.

Don José es de una importancia en mi vida, que creo él no sospechaba. No alcancé a decírselo. Pero quienes me conocen de cerca, lo saben muy bien. Merino deja una profunda huella en mi vida, una huella de lucha, de honestidad, de consecuencia, de compromiso, de inteligencia política, una huella imposible de borrar. Es un ejemplo, y ha sido un honor para mí el conocerle, el haber aprendido de él, el haber marchado a su lado múltiples veces.

1 de mayo, junto Mario y Víctor Manuel Salazar Montes. Lo chistoso de la foto es que aparecemos todos serios, pero la conversación era muy amena.

Como todos ya saben, no provengo de una familia que haya tenido una militancia política de izquierdas, y debo confesar que siempre me pareció un ritual (cuasireligioso) cuando se recuerda a los camaradas, y se decía el nombre del camarada y la gente contestaba: "¡Presente, ahora y siempre! Hoy lo comprendo, no era un ritual, no es un ritual, es el sentimiento por el compañero que ya no está, es el honrar su memoria, es el no permitir que se olvide su lucha. Es el no dejar que nos gane el olvido, que es el abono predilecto de este sistema.

Hoy, comprendo, y más que eso, siento plenamente el significado de eso que me parecía un ritual. Hoy lo siento, muy profundamente, con lágrimas mientras termino este apunte, y lo digo de todo corazón: Compañero Merino. ¡Presente, ahora y siempre!

sábado, 13 de octubre de 2012

Pertinencia o no de la violencia como método, el fondo de la cuestión

Muchas reacciones generó el apunte anterior, eso me gusta, porque propongo un debate, que a mi juicio es pertinente, y muy interesante. Y claramente el debate que se ha generado trasciende estos apuntes, tampoco soy tan egocéntrico. Pero tal y como anuncié hay un sector que se niega a argumentar y por el contrario han hecho gala de insultos. Eso era previsible. Lo que no me parecía previsible es que no lean bien.

Hago un resumen de lo que dije, para que quedemos en claro.

La violencia como instrumento de lucha no la condeno per se, y tampoco me refiero a ella con el cliché de patología social, o el signo de la decadencia, o cosas por el estilo. Si se lee con atención, de alguna forma reivindico la violencia como método legítimo de lucha. Lo que cuestiono es si era estratégica y tácticamente pertinente para la marcha del martes. Los hechos parecen darme la razón. En el apunte trato de argumentarlo, apelando a varios elementos: la opinión pública, el uso que los medios de comunicación le dan al asunto, y que una amplia mayoría de quienes marcharon no estaba de acuerdo con el método violento, porque sencillamente no se planteó como opción, quienes finalmente ejecutaron la acción no fueron nunca a las reuniones de coordinación. Además, es necesario agregar, que nunca dije que con la marcha se lograba el resello, sino más bien músculo social, que es necesario para la lucha política, dentro y fuera del Congreso, dentro y fuera de la institucionalidad. O sea, que no restrinjo la lucha política a lo institucional, y por eso es tan importante ganar simpatía en la calle. Vuelvo a decir, el martes no logramos ninguna de estas cosas. Por otro lado, dije también un "grupo de anarquistas", no dije LOS anarquistas, porque entiendo que hay distintas posiciones, y no es justo generalizar, porque efectivamente se planteó en medio de ese caos una tercera vía, tal y como lo han hecho ver algunos colegas. Pero en medio de ese desastre ya no había forma de ponerse de acuerdo, y privó el sectarismo de algunos y de otros.

Agrego además que no he dicho ni he hablado de madurez o de inmadurez política. Sino de responsabilidad con los otros, con nosotros mismos. Ya desarrollaré este punto.

Ahora, sigo sostengo que este tipo de acciones deben ser pensadas en términos de ganar simpatía entre la población. Eso claramente no se logró. Se consiguió todo lo contrario. ¿Porqué? Muy simple, fue una acción descoordinada, impuesta, y sin un objetivo claro. De hecho pareciera que la policía la esperaba. Sólo basta leer las declaraciones de la policía, ver la actuación de los cuerpos policiales me resulta tremendamente sospechosa, el repliegue de los policías (que claramente no eran antimotines) debería darnos un indicio de ello, proque es mentira que el objetivo era retomar la puerta, no. El objetivo era que fueran carne de cañon, para que la prensa hiciera de las suyas. Con esta acción, más bien se puso en riesgo a mucha gente, si los antimotines hubiesen salido con todo nos barren, y no habían medidas de seguridad para la gente que sólo fue a marchar, que sólo quería marchar, lo cual nos guste o no es legítimo también, es otra expresión de la lucha, más, o menos efectiva, eso depende. Pero no es menos efectiva per se. Un principio básico de una acción violenta es que no haya bajas de nuestro lado, no poner en riesgo a los nuestros, eso es una ética, si no desde mi punto de vista eso no nos diferencia de la derecha.

Ahora, si a mí me preguntan que si creo que con marchas se acabaremos con el capitalismo, yo diría que no, pero tampoco creo que sea con este tipo de acciones violentas descoordinadas, porque es más complejo que esto. Cuando hay condiciones, esas que suelen llamar objetivas y subjetivas, y claridad en la lucha para aprovecharlas, se puede tumbar revolucionariamente a un gobierno. Claramente estamos lejos de eso. Pero a lo que voy es que se puede tumbar a un mal gobierno pero eso no significa que se cambien las reglas en el modo de producción, porque es necesario modificar reglas económicas, pero también es necesario un profundo cambio cultural, y eso no ocurre de la noche a la mañana. Yo lo que creo es que el mismo sistema genera lentamente las condiciones, pero que además es necesario acelerarlas y preparar ese cambio cultural en el día a día, con acciones que de repente no tienen la espectacularidad de la toma de un edificio, sino que se prepara con el tiempo, para que cuando se produzca un evento de estos dar un golpe. Dicho de otra forma, los zapatistas no se tiraron a la primera, prepararon sus fuerzas, trabajaron desde la cultura indígena durante años, y luego escogieron un día simbólico para irrumpir en el mapa político mexicano armas en mano, pero lo prepararon. ¿Se comprende ahora el fondo de mi crítica en el apunte anterior?

Ahora, uno se podría preguntar ¿Porqué no una acción de este tipo, contra Wallmart, o INTEL, o la Coca-Cola? Una marcha o una acción donde quienes sí están de acuerdo con las acciones violentas actúen en consecuencia, ¿Porqué no directamente contra agentes económicos? ¿Porqué no contra el Club Unión, por ejemplo? ¿Porqué aprovechar una manifestación cuyo carácter y acuerdo era el marchar? Así fue planificada y anunciada, la gente iba a eso, y se violentó esa decisión. Insisto que no se lograría el resello, pero esto daba pie a que se tomaran otras medidas de presión más efectivas. Eso ahora está complicado.

Las acciones aisladas (individuales) no podemos esperar que las comprenda todo el mundo, menos la derecha, tampoco la clase media, y ¿deben comprenderlas los obreros y las clases desposeídas? A doscientos metros del Congreso había gente que sabía que había una manifestación pero no tenía idea de porqué. Ahí fallamos. La gente en San José debía saberlo, por ejemplo hubiese sido más útil marchar sobre San José, generar un caos vial, pero sobre todo explicarle a la gente porqué marchamos, qué estamos peleando, y fundamental, cómo lo que peleamos le afecta directamente.

Ahora, insisto en que no sólo no se logró el resello, sino que además, nos dividimos a lo interno, y por no planear bien las cosas, hay gente que está siendo acusada penalmente. El haberse aventado con esta acción al margen de lo que pensara la mayoría, ha generado fisuras de todo tipo. Hay una sector estudiantil que pide la represión, incluso dentro de la Universidad, el grupo de la Derecha JUNTOS así lo ha manifestado por las clases. Esto sencillamente es abominable, y me parece una barbaridad que los mismos estudiantes lo pidan, me parecería nefasto que las autoridades universitarias se monten en el vagón de la represión. ¿Pero le podemos pedir algo distinto a la derecha?

¿Las denuncias penales que quiere imponer el ministerio público y apoyadas por la presidencia del Congreso, acaso extrañan a alguien? ¿Si este es un Estado represivo como acertadamente señalan los anarquistas, porqué les iban a tratar diferente? Pensar que para la Autoridad esa toma simbólica no representa un delito, es sencillamente una contradicción conceptual, una ingenuidad. ¿Quiere decir que estoy de acuerdo con esto? ¡Obviamente NO!. Sólo digo que es la consecuencia desde la lógica del Estado. Y además ahora están utilizando todo esto como pretexto para todo tipo de abusos e intimidaciones que no se pueden permitir. No se puede permitir que el apoyo a uno de los arrestados sea utilizado para fichar a la gente, eso es sencillamente inadmisible. Es decir, que más allá en que esté o no esté de acuerdo con lo del martes, no podré estar de acuerdo con la represión, ni la justifico, hay que combatirla y denunciarla.

Pero insisto, no podemos pedirle a mucha gente que lo vea así. Porque hay mucha gente que sencillamente se sintió violentada, esta acción nunca fue consultada, fue una imposición de una minoría. Da igual que luego la indignación frente a la policía hiciera que el grupo de multiplicara por cien. Esto es una reacción muy interesante de analizar, porque tiene implicaciones importantes, que no necesariamente son negativas. Desde mi punto de vista (esto no lo abordé en el apunte anterior) esta podría se la parte positiva, la gente no se echó ṕara atrás, respondió a la policía. Y la policía tomará nota. Espero que las organizaciones también, y se organicen. Porque también hay que considerar que el Estado, como aparato represivo que es, tiene la fuerza en el uso de la violencia, frente a ese poder, no se puede responder tampoco de forma aislada, ni desorganizada. Entonces pues, hay que pensar bien lo que se haga, y tener claro cuándo se legitima socialmente el método.

En resumen, y para no extenderme más. Sigo pensando que el uso de la violencia es un recurso legítimo si hay condiciones para ello y suma, y que la acción del martes fue una torpeza, porque no sumó nada, y más bien trajo consigo una división total dentro de los estudiantes, un descalabro ante la opinión pública, y consecuencias penales, así como una ola represiva que se ha legitimado institucionalmente. Todo esto me parece lamentable, y creo que debemos ser más inteligentes, ojo que no hablo de madurez, sino de inteligencia política, porque tal y como están las cosas, estamos en el juego del poder.

Entonces, lo que requerimos es de una adecuada lectura de los hechos políticos, no digo que yo la tenga, o que haya alguien, posiblemente sean muchas lecturas que yuxtapuestas nos den una clave para la acción política. En este sentido tiene razón Zizek cuando apunta que Lenin se atrevió a leer su tiempo, y arriesgó, a pesar de que las condiciones objetivas no eran las mejores. Lenin se atrevió, y Zizek lo reivindica y nos invita a asumir el riesgo y REPETIRLO. Pero esta repetición de la que habla es particular, dicho en palabras del propio Zizek: " REPETIR Lenin NO significa una VUELTA a Lenin - repetir consiste en aceptar que "Lenin ha muerto", que su solución particular fracasó, cabe decir incluso monstruosamente, pero que en ella hay un destello utópico que vale la pena rescatar", que hay un mundo de posibilidades entre lo que Lenin hizo y el campo de posibilidades que inauguró. Yo concuerdo plenamente, hay que arriesgar. Esto es un claro llamado a la subversión. Pero también hay que meterle cabeza, de lo contrario las consecuencias son nefastas, y nos pueden hacer retroceder mucho tiempo. Por eso vuelvo a la pregunta que me parece es la fundamental, ¿Luego de la acción del martes, ganamos algo? ¿Era táctica y estratégicamente pertinente? Desde mi punto de vista y tal como se dieron - y se dan - los hechos, no. Y para mí ese es el fondo del asunto.

miércoles, 10 de octubre de 2012

Una marcha para sumar... acciones que restan

Sin ninguna duda la marcha fue un éxito de ayer "Fotocopiando para estudiar". Miles salimos de la Universidad de Costa Rica hacia la Asamblea Legislativa exigiendo el resello de la Ley que permite el fotocopiado con fines educativos.
El Pretil de la UCR minutos antes de salir a marchar.

Recordemos que el objetivo de la marcha era muy concreto: exigir el resello de la ley, pero además, muy importante mostrar fuerza, músculo social que llaman, con músculo es más sencillo golpear la mesa, quiero decir, con músculo social se puede golpear la mesa. ¿Porqué es importante mostrar músculo social y presionar a los diputados para que resellen una ley que vetó la presidenta? La respuesta es muy simple, porque de otra forma no hay posibilidades de incidir, al menos no con una Asamblea Legislativa adversa y con un gobierno corrupto, insensible, conservador e hipócrita. Es decir, la única forma de generar algo de presión es salir a la calle, hacerse visibles, mostrarse, hacerse uno siendo miles, y eso fue lo que hicimos ayer nos mostramos, nos hicimos miles, y podríamos ser cientos de miles.
La muy nutrida columna de Psicología


Mostrándonos de esta forma, lanzamos un claro mensaje al gobierno, y a los diputados. Pero muy importante, a la sociedad, a eso que llaman también la opinión pública. Es clave esto de incidir en la opinión pública, porque la indignación generalizada también se traduce en presión, y que se apoye esta lucha tan justa, tan necesaria. En esto el Movimiento Estudiantil ha fallado estrepitosamente, encerrados en la burbujita universitaria, en las luchas intestinas y sectarias, se aísla del resto de la sociedad, no la vuelve interlocutora, no la convierte en una sola "masa" de indignación, total, que el veto a esta ley afecta a muchas más personas que a los universitarios de Universidad Públicas. Ejemplo de esto, es que las Federaciones Estudiantiles, no han hecho alianzas con estudiantes de universidades privadas, pareciera que la cosa sólo afecta a los Universitarios de los Centros Públicos, cuando lo cierto es que en las universidades privadas los estudiantes también se joden con el veto, posiblemente mas. Este es un esfuerzo importante porque además esto extiende la lucha a otros sectores, genera alianzas con otros sectores.

"En mis fotocopias lei que Costa Rica tuvo alguna vez un buen presidente"

Es decir, es fundamental extender la lucha, ganar simpatía entre la población, porque de todas el resello de la Ley tiene un beneficio general, el trabajo de hormiga por eso es tan importante, porque además no tenemos medios de comunicación para difundir nuestros puntos de vista (sólo los Universitarios con el alcance limitado que todos conocemos). La marcha ponía sobre el tapete la discusión, fue masiva, colorida, alegre, unitaria (se pusieron de acuerdo muchos grupo, y por primera vez en muchos años todos los grupos que se disputan la FEUCR salieron sin excepción).

Miles y miles marcharon por el resello de la ley de fotocopiado


Entonces, vuelvo sobre esto porque es fundamental, el resello y el mostrarse, poner en discusión el tema, eran fundamentales, éstos eran los objetivos de la marcha, y este gobierno con la presión de la calle no es muy hábil (bueno, en realidad no es hábil con nada).

Dicho esto ¿qué aportó la "acción directa" de un grupo de anarquistas ayer en el Congreso? Nada. Absolutamente nada.

¿Quiere decir esto que este Parcial Irrescatable rechace de plano, y porque sí, la violencia como método de lucha? Pues no. Porque la violencia se puede ejercer de forma legítima en muchas ocasiones y circunstancias. La violencia frente al Estado Capitalista puede que ser legítima, porque genera una sociedad tremendamente violenta. La violencia el sistema la ejerce desde lo estructural, lo simbólico y lo físico, esto último a veces no es tan visible, porque se oculta, y se privilegian las formas de violencia estructural y simbólica, esto es más sutil, y además está naturalizada, en la mayoría de los casos hasta la justificamos.

¿Porqué entonces aseguro que los anarquistas ayer no aportaron nada si estoy diciendo que la violencia para combatir el sistema puede ser legítima? Por varias razones. La primera por eso que dije, en nuestra sociedad el imaginario de la paz sigue siendo dominante, nos guste o no, y con esto no quiero decir que hay que sostenerlo, solo que existe, y que entonces las acciones violentas hay que pensarlas estratégicamente, para ganar, hay que buscar condiciones para realizarlas, no lanzarse sin pensar, porque de lo contrario es el último vagón de la derecha, de la reacción, porque legitima discursivamente y da pie a una represión más violenta, a veces indiscriminada.

Lo segundo, lo importante era el resello de la ley, sin el resello estamos jodidos. ¿Este grupo qué esperaba? ¿Obligar al resello irrumpiendo en el Congreso? Yo no lo tengo muy claro, porque durante la acción, las consignas eran de todo tipo y con distinta orientación, incluso contradictorias, democracia en la oratoria, eso está bien. Pero la democracia se acabó cuando impusieron su método violento. Primero intentaron reventar la marcha bajo el puente de la Fuente de la Hispanidad, nadie les hizo caso, así que marcharon. Esto es importante porque hablan de democracia, de autoritarismo, pero no respetan el acuerdo de la mayoría, hubo muchas reuniones y se decidió marchar y se fijaron objetivos. Me parece incongruente y hasta autoritario desconocer estos acuerdo, y tratar de imponer puntos de vista y métodos que no lograron convencer a la mayoría, aún cuando tuvieran razón, pero es que además no la tenían.

Estos critican el autoritarismo sin darse cuenta que son tremendamente autoritarios, intransigentes. Intente usted dialogar con ellos. Es imposible. No escuchan. Sólo ellos tienen razón. El resto somos traidores, cobardes, reformistas, y otras tantas cosas, alguno hace tiempo me acusó de ser infiltrado policial (el delirio paranoico era evidente). Actúan como una horda de iluminados, como los auténticos revolucionarios, el resto... simplemente están perdidos, debemos seguirlos. Una incapacidad total para dialogar, para escuchar, para negociar, si no es su punto de vista no hay otro.

¿Yo esperaba que lograríamos con la marcha el resello a la ley? Pues no. Dudo, que se consiguiera lo más probable es que el PLN no votara. Pero luego de una gran movilización como la de ayer sin duda alguna se logra generar un clima favorable para una mayor movilización para sumar más. Además, hay diputados que apoyan el  proyecto, de hecho lo impulsó el exdipuado Merino y el Frente Amplio, este es un empujonazo a estos diputados en la lucha desigual adentro del Congreso. Pero si se ve la marcha como el objetivo en sí mismo pues no se va a lograr nada. El resello es importante, aún cuando uno no quiera reconocer la legitimidad del Estado Burgués, porque resulta que ese Estado existe más allá de lo que nosotros queramos, en el tanto hay una mayoría que lo legitima. Es decir, aunque no nos guste no podemos desconocer las instituciones, y atacando el edificio del Congreso no se destruyen las instituciones.

Y lo que me parece inadmisible, ¿Qué sentido tiene atacar e insultar a dos de los diputados que están a favor del resello? ¿Porqué tirarles una bolsa de orines? Sencillamente por pura y llana falta de claridad, porque no tienen claro quién es realmente el enemigo. No tiene ningún sentido atacar al único diputado de izquierda que tenemos, aún cuando este grupo no comparta sus métodos. Más cobarde el ataque luego de que José María Villalta y Claudio Monge consiguieron que la policía no entrara con toda su fuerza tal y como lo tenían planeado. Eso me parece bajo, injustificable. Desde este odio tan irracional no es posible construir.

El Diputado José María Villalta junto a los estudiantes defendiendo el derecho a fotocopiar para estudiar


Es posible que haya infiltrados policiales ahí, no lo puedo asegurar, pero la policía funciona así en todo el mundo, no es de extrañar que acá también. Y al sistema le sirven este tipo de cosas, con ello luego justifican las oleadas represivas, eso es lo que podemos esperar ahora.

Hay otro asunto que es muy importante. Y es que hay una responsabilidad de cuidarnos entre todos. Este tipo de acciones no planificadas ponen en riesgo a mucha gente, en una marcha tan grande, en la que hay miles de miles, los que vienen atrás o adelante no saben lo que está ocurriendo. Esas calles de la Asamblea Legislativa son una ratonera y nos tenían rodeados, como siempre, ¿por dónde sale la gente en caso de carga policial? ¿que hacer en caso de carga policial? ¿ es que de verdad esperan que todos los estudiantes se vayan a enfrentar a la policía? ¿sin preparación, así nada? ¡Una irresponsabilidad! ¡Vaya compañerismo!

En resumen, ¿Qué lograron este grupo de anarquistas ayer? Además de que se les inicien procesos penales, me parece que nada. Dicen que valentía frente a la policía, puede ser, pero tampoco soltaron a los perros más bravos. Y la verdad es que no sumó. Hoy nadie habló del derecho a fotocopiar, sólo se habla del "grupo de violentos", de "vandalismo", se lo pusieron en bandeja a los medios de comunicación comerciales, querían un show, y se los dieron. Por eso la policía intervino de esa forma, por enviaron a un pequeño grupo, para que les dieran, no mandaron a los antimotines. Ahora incluso hay quienes piden la intervención de la policía, con esto claramente no estoy de acuerdo.

No puede ser que una minoría imponga y reviente las marchas. Ayer ocurrió eso. Y posiblemente esto que estoy diciendo no caerá nada bien, y me convertirá en el enemigo, es lo más probable, porque esta gente no escucha. El tema es que este grupo existe, y seguirá actuando de esta forma. La salida no puede, no debe ser borrarlos con la policía, ni delatarlos. Debe haber alguna forma de dialogar. ¿Qué hacer? Ojalá tuviera la respuesta.

domingo, 7 de octubre de 2012

¡NO! No al TLC... No al olvido!!!!

Hoy es 7 de octubre, y como ya todos sabemos, son 5 años del referéndum. Hoy los publicistas del sistema nos "invitan" a que "lo superemos", a que "pasemos la página", a "construir en vez de dividir"... Y yo les digo ¡NO!

No pienso pasar la página, no pienso superarlo (al menos no en el sentido en el que lo dicen), y no pienso construir junto a los neoliberales y corruptos una sociedad más injusta y desigual como la que se está gestando, a partir de la destrucción de nuestras conquistas sociales, porque en lo esencial se trata de una destrucción total, de trata de una sociedad decadente.

A 5 años del referéndum, de un desacarado fraude mediático, de la intervención descarada del gobierno gringo en el proceso, después de esa lucha desigual, las voces de los cobardes, de los acomodados, de los vendidos, de los perdidos y enajenados, nos piden que no tengamos memoria, que lo olvidemos todo.

Lo que nos piden con su grito arrogante de "¡Supérenlo! es que olvidemos el memorando, es decir que olvidemos que en esta"democracia" se tramó y ejecutó un plan delictivo, que los tribunales de justicia absolvieron a sus autores, y que el TSE miró para cualquier lado. O sea que nos dicen que superemos (olvidemos) que hay impunidad, es algo así a naturalizar que los políticos y empresarios pueden violentar la leyes si necesitan ganar. Este es un llamado a la sumisión. Un llamamiento nefasto, autoritario, pero además bien cobarde de parte de quienes lo reproducen sin ni siquiera detenerse a pensar lo que dicen. Es el típico llamamiento que hace el poder, y que reproducen los publicistas del sistema, y que con todo gusto asumen los desmemoriados, los que prefieren no jugarse nada, los que les que tienen internalizada la ley, quienes han asumido el sistema, son esos que no pueden imaginar otro mundo. Y cosa curiosa, es lo mismo que dicen quienes perpetraron crímenes contra la Humanidad, es lo que dicen en Argentina, España, Chile... a olvidar, a pasar la página... curiosa coincidencia.



Nos están pidiendo que olvidemos lo de REPRETEL, lo de Canal 7, lo de La nación S.A., lo de La República, lo de casi todas las radios comerciales, nos piden que olvidemos que a pesar de que controlaban (y controlan) el 95% de los medios, intentaron censurar los modestos medios de la Universidad, trataron de impedir que se discutiera en las Universidades... nos están pidiendo que olvidemos ese grito de "¡muera la inteligencia!", y recuerdo que el TSE estuvo a punto de darles la razón, de no ser por la movilización Universitaria. Y no sólo no se puede olvidar, sino que es imperdonable ese intento, por su fondo autoritario, por que violenta la autonomía de las Universidades, ese hubiese sido un antecedente nefasto, y lo intentaron. No lo olvidemos.


Por aquellas épocas, junto a un gran equipo de producción: Ivannia Villalobos (la mejor productora que he conocido), Jasón Sánchez, Marvin Coto, Andrés Dinartes, Andrea Vinocuor, David Chavarría, Mariana Rivera, Jairo González, Jose Navarro, tuve el privilegio de hacer TLC en español, y el día del referéndum nos tocó cubrir para el Sistema Radiofónico de la Universidad de Costa Rica, los hechos desde el TSE. Entrevistamos al Magistrado Sobrado, quien nos dijo que no había habido ninguna violación a la tregua electoral porque los medios ejercieron su derecho a la información, y que el TSE no tenía porqué hacer control. Pero más me sorprendió el embajador yanqui, Mark Langdale, cuando le pregunté si no le parecía intervención en asuntos internos el ir a empresas, y dijo que no, que él simplemente había brindado información en los centros de trabajo y que fue él quien pidió a Susan Schwab la carta en la que se amenazaba al país con ser excluido de la Iniciativa de la Cuenca del Caribe si no se aprobaba el TLC. Es decir, el embajador reconocía haber intervenido en política nacional frente a la prensa, en el TSE, y no pasó nada, ningún periodista dijo nada. Sólo nosotros nos indignamos, sólo nosotros cuestionamos. Y eso... simplemente no se olvida, aunque ese flamante periodista que escribe desde la caverna, y antes desinformaba desde REPRETEL, haga su llamado a olvidar, escriba para igualarnos, escriba sin contextualizar, desde el arte de manipular las cosas, porque ese es de los que dejaron de cuestionar hace tiempo, de seguro porque ya maduró, debe ser muy crítico en su fuero interno, donde nadie lo escucha.

Los que nos piden que olvidemos son los mismos que escriben desde la caverna, que tratan de igualarnos, son esos que van de críticos, pero que se han vendido. Son los que no pueden ver más que lo inmediato, su pensamiento fragmentado, su pensamiento burgués, no les permite ver que el TLC es parte de un proceso, es la profundización del modelo neoliberal, mismo que se viene implementando desde hace 30 años. Por eso hablan que las consecuencias apocalípticas no se han dado, porque en su mentalidad simple, fragmentada, no pueden concebir las cosas dentro de un proceso histórico. No pueden concebir que los procesos sociales, políticos y económicos no tardan un quinquenio en notarse, y por eso es que hasta hoy estamos viendo las nefastas consecuencias de las políticas que empezaron a implementar hace treinta años. O sea, no pueden ni siquiera imaginarse eso de que estamos viviendo de las rentas del Estado Social de Derecho. Como su mentalidad es tan reducida no pueden ver las cosas con mentalidad de totalidad, por eso es que ven no pueden entender México a 20 años del NAFTA. Pero no se les puede pedir más, sólo para eso les da, esos son nuestros periodistas, con algunas honrosas excepciones.



Quieren que olvidemos, necesitan que olvidemos. Porque recordar, reflexionar, sobre este 7 de octubre significa recuperar lo que hicimos, y fue mucho. Significa recordar que llenamos el Paseo Colón de punta a punta. Y lo que debemos pensar es cómo lo hicimos, recuperar esa alegría de la Casadora, esos cientos de programas radiales de análisis y debate, toda la creatividad de la protesta, toda esa indignación que nos producían las mentiras y las amenazas del Sí. Toda la capacidad que tuvimos para hablar, aún cuándo éramos tan diferentes, tan diversos, eso fue valioso, eso es lo que quieren que olvidemos.


No se olvida este 7 de octubre, simplemente porque cuando se escribe sobre esto duele, porque nos jugamos mucho, tanto, que tuvieron que jugar sucio para ganar, pírricamente por cierto.

Por eso es que me niego a pasar la página, simplemente porque no me da la gana olvidar. Me niego a "construir", porque desde este sistema sólo se destruye. Me niego a "superarlo", porque no hay que superarlo, sino resignificarlo, repensarlo, aprender, y desde ahí tomar fuerzas para seguir, para no cometer los mismos errores, para simplemente no dejar que nos pisoteen como lo hicieron, porque no puede ser tanta impunidad. No lo voy a olvidar porque aún sigo indignado. Pero sobre todo, porque hoy sigo convencido de que teníamos razón... por eso sigo diciendo ¡NO!

sábado, 6 de octubre de 2012

De Chavarría a Castelao... la sensibilidad machista en el poder

Cuando pensábamos que lo dicho por el diputado del movimiento liberticida Ernesto Chavarría era demasiado, apareció José Manuel Castelao Bragaño, y nos demostró que esta derecha rancia y troglodita, siempre se supera. Siempre es posible ocupar un cargo público y ser más machista, más cabrón y más troglodita aún. En este caso da igual que Chavarría sea un diputado costarricense y Castelao español, ambos tienen cargos públicos y representan una sensibilidad. Sorprende que estos tipos se dejen decir estas cosas así, con tanta ligereza, como quien pide un café.

Lo de Castelao me ha dejado atónito, indignado, porque sencillamente es grotesco. Para ponerlo en su real perspectiva, José Manuel Castelao Bragaño es el presidente del Consejo General de la Ciudadanía en el Exterior, algo así como el presidente de los españoles en el exterior. Este órgano que presidía (ya renunció el troglodita) es un órgano consultivo y asesor perteneciente al Ministerio de Empleo, es decir, se trata de un órgano público, y por supuesto su designación es política, o sea, este tipejo es del PP.

Decir que "Las leyes son como las mujeres, están para violarlas" es brutal, es violento. Por un lado es una manifestación del más vil machismo, de una mentalidad del Siglo X, de un autoritarismo total (valga la redundancia). Castelao, es un fiel representante de un sector de esa clase política que sería muy feliz si Franco viviera, de esos hay muchos, de hecho son los que gobiernan. Hoy algunos se rasgan las vestiduras, pero por pura convención, por ser políticamente correctos. Lo intentó el diputado Chavarría en Costa Rica con los resultados ya conocidos.

Castelao dice: “No siento para nada el sentido que la frase tiene y no es el sentido que yo le quise dar. Cité la frase, lo reconozco, pero en el sentido inverso, aunque no puedo achacar a otro una responsabilidad que es mía”. ¿La cité pero en el sentido inverso? ¿Cuál es el sentido inverso de esto? Tal vez si le preguntamos a Chavarría nos pueda explicar, entre machos se entienden ya saben. Y bueno, en realidad sí le echa la culpa a otro, a todo el mundo "que malinterpretó" su frase, que no  interpretó el sentido que él quiso darle.

Y ojo como termina la "disculpa": “Lo siento mucho. Lamento profundamente lo que ha ocurrido. Y doblemente: por quienes lo escucharon, casi todo mujeres, porque les generé un dolor; y por mí, porque construí un edificio que se me viene encima". Esto último es la razón de su pesar: que lo hayan escuchado - casi TODO mujeres" - y que el "edificio" personal se le viene encima.

No le sale la disculpa, porque al igual que Chavarría, no lo creen realmente, solo tratan de arreglar lo que no se puede arreglar, se disculpan por pura convención, no porque lo crean de verdad. No en estos dos casos ninguna mala interpretación posible, lo dicho es contundente.

Por otro lado, y sumado a este grotesco machismo, el irrespeto a una legalidad que se invoca a conveniencia, como cuando se utiliza contra cualquier manifestación de inconformidad popular. Estos hipócritas que gobiernan hacia la derecha y en pro de sus propios intereses, suelen invocar el "Estado de derecho" para defender una legalidad que ni siquiera ellos respetan, y que creen que es para violar, para usarla a su conveniencia, para su satisfacción. Es el reino de los machos, es el reino de los poderosos, es el reino de quien toma lo que quiera, por la fuerza, como en el medioevo. Eso es lo que creen y defienden estos fachos, añoran la Edad Media, o como mínimo la dictadura.

A la par de Castelao (por lo violento de sus palabras) Chavarría parece un chiste, pero sólo parece, porque en realidad son de la misma calaña, y es tan grotesco lo uno como lo otro, cada quien en su contexto y con diferencias culturales y de poder. Y sin duda ambos son expresión de una sensibilidad machista, ambos son representantes de una derecha ultraconservadora que se reivindica "cristiana", que considera la legalidad como un instrumento para la satisfacción de sus intereses, ya sean sexuales o económicos, reivindican su propio placer. Desde ahí es que hacen política, o precisamente por eso es que la hacen, porque necesitan satisfacer sus perversiones.

Este tipo de violencia simbólica es igualmente preocupante que la violencia física que se ejerce, de múltiples formas, contra las mujeres. Porque esto, dicho desde el poder, legitima la violencia física, la torna estructural, la normaliza, la vuelve cotidiana, crea condiciones subjetivas para la violencia física. por eso es tan jodido que personas que ocupan cargos digan este tipo de cosas. Claro también está, y es necesaria, la respuesta que se pueda dar a estas barbaridades.

Pero lo jodido es que estos tipos tienen poder, pero más jodido es que tienen poder porque los votos les legitiman para estar ahí, y con esta violencia tan pura es que hacen política pública, tomar decisiones y ejercen el poder. Más jodido aún, es que no son tan pocos, por algo siempre o casi siempre están en el poder. Decadente.

jueves, 4 de octubre de 2012

Un imbécil con algo de poder

¿Que el poder vuelve bruta a la gente? Eso es relativo. Lo que no es relativo es que es una desgracia un imbécil con algo de poder.

Nunca habíamos escuchado al diputado Ernesto Chavarría decir algo, hasta la fecha este diputado era un insigne desconocido. Ahora que habló, dio el salto a la "fama", y podemos asegurar sin duda alguna que se trata de un insigne imbécil.

No tengo muy claro que fue lo que quiso decir cuando se levantó de su curul, ajustó el micrófono y dio cátedra de machismo, insensibilidad, y cómo llamarlo, de esa vieja visión del desarrollismo barbárico del Siglo XVIII.

Todo un macho guanacasteco. Por eso es que le salió toda esa oda al machismo: “Creo que no estoy equivocado, pero la realidad es esa, el hombre es el malo de la creación, el hombre es el que hace todo lo malo incluyendo la mujer”. Como dije, no tengo claro que fue lo que quiso decir, pero siendo muy, pero muy, benévolo, quiso incluir a la mujer en eso que él llama el "hombre", o sea, posiblemente quiso decir "ser humano", tal vez, no lo sé, quiso decir "humanidad". Lo que pasa es que, como en realidad es un machista consumado, convencido, un cristiano patriarcal, aunque intente no le sale ser inclusivo, porque simplemente no lo es, por eso cualquier esfuerzo reforzará su posición de macho. O sea su inconsciente ha salido a flote (y seguirá saliendo), y le ha dejado desnudo, retratado como el macho que es.

Dicen los psicoanalistas que un lapsus es mejor no intentar arreglarlo, porque siempre se empeora la cosa. y Chavarría cada vez que intenta explicar lo que quiso decir lo hace peor aún.

Cuando el diputado intentó "arreglar la torta", la hizo peor: “No quise referirme a la condición de la mujer, sino que yo vengo hablando del hombre como corona de la creación y quise incluir también a la mujer”, y agrega: “La mujer es la ayuda idónea, está a la par del hombre y forma a la familia”, y según él, no menosprecia el papel femenino en la sociedad. Imagínense si lo hiciera abiertamente. Esto me recuerda a Ricardo Arjona cuando quiso, según él, hacer una canción, un poema a las mujeres, y lo que le salió fue una oda al machismo.

Pero además agrega: “No pongo en duda, ni en un instante, lo auténtico del amor que tienen estos muchachos a la naturaleza, lo que pasa es que hay amores que matan”, supongo que el macho guanacasteco se refiere al "amor" del macho que asesina a su pareja ¿será que el diputado cree que eso es amor? Pues pareciera que sí, eso es lo que cree.

Fuera del machismo evidente y manifiesto del diputado "libertario", es muy contradictoria su alocución. Por ejemplo cuando dice "“Creo que no estoy equivocado, pero la realidad es esa, el hombre es el malo de la creación...", y luego dice: “Yo no pertenezco al reino animal, ni al vegetal, ni al mineral, yo pertenezco a ese ser que Dios creó y lo puso como corona de la creación”. ¿Será que este idiota no se oye al hablar? O sea, dios puso como corona de la creación todo lo malo, y se declara cristiano. (¡¡¡¡!!!!)

Ahora bien, en las redes sociales cunde la indignación, todo el mundo se pregunta cómo un idiota de este tipo pudo llegar a ser diputado. La respuesta es muy sencilla, primero porque hubo gente que votó por el movimiento "libertario", eso es obvio, pero lo que quiero decir es que este tipo representa una cierta sensibilidad, se trata del macho guanacasteco. Además, está ahí justo porque representa a esa derecha rancia y putrefacta que es el movimiento libertario, en sus diferentes expresiones, este caso la lumpen. Pero además, de que nos extrañamos, ejemplos de que cualquier soplas puede llegar a ser diputado sobran, sólo habría que repasar, y veremos que los partidos llevan a cualquiera, porque no les importa el programa, porque en muchos casos son maquinarias electorales y estructuras mafiosas, y estos tipos, sí que son fieles representantes de esos partidos.

Lo que pasa es que muchos de sus dirigentes piensan lo mismo, sólo que no lo dicen, este "pobre diablo" lo dijo. Yo espero que siga hablando, que se retrate de cuerpo entero, él y su partido, y quisiera que mucha gente se indignara, y que eso tuviese un correlato en los resultados electorales. Eso quisiera, pero no funciona así, cuando sea el momento, la gente irá a ponerle el dedo a éstos, y así será como nuevamente ocurra esta desgracia: un imbécil con algo de poder.