“O se opta consciente y reflejamente, o la opción de nuestra vida se realiza sin que ni siquiera caigamos en la cuenta de ello. Pero en cualquier caso, nuestra vida y nuestra acción se inscriben en uno de los sectores contendientes. No hay marginados frente al conflicto social; hay sencillamente, contendores abiertos y contendores solapados, luchadores convencidos y tontos útiles. Demasiadas veces, y más por ingenuidad que por mala voluntad, los universitarios formamos parte de este último grupo. Todos estamos comprometidos: resta saber por quién”.
Ignacio Martín-Baró

martes, 28 de enero de 2014

Las encuestas y la manipulación.

Sin duda alguna la decisión de la élite político-económica agrupada tras La Nación S.A. de no publicar la encuesta contratada a la empresa UNIMER ha atizado el ambiente político y generado muchas especualciones. ¿Porqué esta decisión? Claramente no es inocente. El editorial de hoy (28 de enero) es sencillamente de antología. Intentaré acá brindar una hipótesis a partir de un breve análisis del editorial.

Antes de entrarle propiamente al editorial, podríamos preguntarnos para qué sirven las encuestas. Las encuestas sirven para de alguna forma "conocer" la opinión de la gente en torno a temas específicos, ayuda por lo tanto a medir tendencias de la opinión pública. Por el momento no entraré a discutir si la opinión pública, es la opinión de la gente o la agenda que quienes controlan la posibilidad de decir algo a través de los medios de comunicación. Dejemóslo aquí por el momento.

Las encuestas en materia política también sirven para tomar decisiones, sobre todo en procesos electorales, deben haber otros usos, pero no interesan para efectos de este apunte. Con mediciones adecuadas se pueden tomar decisiones estratégicas que pueden determinar el rumbo de una elección. Por ejemplo con una adecuada medición se pueden redireccionar recursos hacia una población específica o un grupo etáreo concreto. Por ejemplo, se podría tomar la decisión de enfocar la propaganda en jóvenes de los barrios del sur y dar un mensaje específico. Esto es básico. Se trata de una cuestión estratégica, y es básico el disponer de información para decidir.

Las encuestas también, dentro de lo estratégico, sirven para generar confusión e inducir a la opinión pública en determinada dirección, en esto son expertos en el PLN y La Nación S.A. Por esa razón es que publicar encuestas los días previos a una elección es prohibido, porque eso podría cambiar la decisión electoral, ya ocurrió en 1998. Recordemos la encuesta a boca de urna publicada por el diario Al Día (parte del Grupo Nación) a mitad de la tarde y que claramente influyó es los resultados, hubo fraude.

Ahora bien, la manipulación - y esto también es teoría básica del análisis del discurso -, se puede dar por la tergiversación abierta del discurso con enunciaciones falaces, o a través de omisiones. En La Nación S.A., como dije, son expertos en el arte de la manipulación. Cientos son los estudios al respecto. En La nación S.A. hacen eso porque el periódico tiene una línea editorial definida, aunque no reconocida abiertamente, y está claramente alineada a intereses económicos concretos.

Por eso el que La Nación S.A. diga en su editorial que "La decisión (de no publicar la encuesta) responde a nuestra convicción de que, en las especiales circunstancias de esta elección, poco aportaríamos al proceso cívico y mucho a la especulación malintencionada...", resulta un ejercicio de cinismo casi infinito. Porque si lo que se quiere es no generar especulaciones lo mejor es simplemente publicar la encuesta, si la metodología es tan sólida y "en cuya corrección confiamos plenamente" ¿a qué obedece entonces no publicarla?

La Nación S.A. intenta justificar su proceder con 4 argumentos básicos: a) que los datos son añejos, porque son de hace una semana y la elección siendo el domingo podría arrojar resultados distintos porque hay muchos indecisos; b) "La poca cultura nacional sobre encuestas, en buena parte promovida por políticos que aplauden o censuran según los resultados"; c) la pluralidad metodológica de las casas encuestadoras; y, d) una retorcida interpretación de parte de los bandos.

Uno por uno los señalo.

a) "Los datos son añejos", siempre lo son, siempre lo serán, porque los procesos sociales no son inmóviles, por algo últimamente se dice que las encuestas son una foto de un momento determinado, si nos ponemos estrictos y me tomo una foto esta semana para la otra estará también desactualizada porque posiblemente la otra semana tendré canas que hoy no tenía, o podría quebrarme un brazo o rasuarme y verme mejor o peor, o sea diferente. Entonces las encuestas señalan momentos, y varios de esos momentos marcan tendencias. El mismo editorial señala: "Las encuestas, hay que entenderlo de una vez por todas, son un retrato del momento en que se recogen los datos, no una bola de cristal para adivinar el futuro". Para el caso concreto de La Nación S.A. esto es un insulto a la gente, hace un año (y aún hace poco) daban por descontado que Araya arrasaría en las elecciones (tenían la bola de cristal), y muchas veces hemos visto cómo se intenta dirigir la opinión pública desde las encuestas. Se pueden revisar todas los estudios de opinión que este grupo económico ha utilizado para generar sensibilidad a favor de las privatizaciones, solo para poner un ejemplo.

b) La "poca cultura nacional sobre encuestas", y en parte se atribuye a los políticos la responsabilidad, nunca al medio de comunicación, que, como ya se indicó utiliza las encuestas a su antojo y con fines estrictamente económicos. Curioso, los periodistas y los medios de comunicación nunca son culpables ni responsables de nada. La violencia en los estadios y como desde los medios de comunicación se generan fanatismo es un ejemplo, aunque no hay una relación unidireccional para explicar el fenómeno, es innegable que los medios ponen su cuota de "gasolina" en el fanatismo de las hinchadas. Pero ese es un enano de otro cuento.

c) La Nación deja ver su incomodidad por la pluralidad de metodologías y mediciones. Parece que si por ellos fuera tendrían el monopolio de las encuestas, y en este caso de decir que es La Verdad de la opinión pública. Es la misma postura con respecto a su libertad de prensa, oposición férrea a la pluralidad de medios. Por cierto llama la atención el uso cínico de la mención a la Universidad, para fines de justificar su posición ahora se trata de la "respetada Universidad de Costa Rica", he aquí una invocación cínica al criterio de autoridad, con fines absolutamente utilitarios, en unos días la Universidad de Costa Rica volverá a ser esa institución llena de comunistas opuestos al desarrollo.

d) "Una retorcida interpretación por parte de los bandos". Y aquí está el quid de la cuestión. Porque efectivamente la decisión de La Nación S.A. y de los grupos de poder (al unísono) queda develada en el último párrafo del editorial: "Es preciso dejar en claro que nuestra decisión responde a las circunstancias de esta elección...".

¿Cuáles son "las circunstancias de este elección"? La izquierda encabezando la encuesta, la izquierda disputando codo a codo la elección, la posibilidad real de que gane la izquierda. Un fenómeno político encabezado por José María Villalta pero que tiene en el fondo indignación y un cambio en la cultura política muy importante. Porque los miles de millones gastados en campaña sucia, los múltiples editoriales y noticias de las corporaciones de comunicación parecen no hacer mella en el cabreo de la gente, en la necesidad de cambiar y adecentarnos como país.

Ese es el punto. La estrategia concertada entre los grupos de poder (no sería de extrañar una reunión entre diferentes grupos empresariales, entre ellos Tomás Dueñas con los principales accionista del Grupo Nación) y sacar de la jugada la encuesta de UNIMER que sería a estas alturas una bomba política. Dejar en evidencia que no ha resultado la estrategia de miedo no es buena cosa para sus intereses. Publicar la encuesta implica que se discutan las metodologías de las otras y se ponga en cuestión esa otra realidad que desde hace un año quieren imponer. No digo que la de UNIMER sea la verdad, lo que afirmo es que pone en cuestión esas otras encuestas como verdad, genera discusión, pero sobre todo genera un efecto que no desean, y es el de dar posibilidad real a la izquierda de ganar la elección. Según Carlos Panigua de UNIMER la segunda ronda es inminente:


Por supuesto que publicar una encuesta así nos envalentona, nos motiva, y genera un clima inédito para el domingo: un posible triunfo de la izquierda, pero además algo muy peligroso para ellos, una opinión pública que ve como posibilidad ese triunfo, y podría generar una disonancia entre esta sensación y otro resultado favorable a la derecha. No se trata de responsabilidad social de La Nación S.A. todo lo contrario, ya lo veremos.

Ahora, es de sentido común que algo raro está pasando. Mi abuela me llamó hace un par de horas, y el sentido común de su pregunta, de repente me hizo ver lo que estaba frente a mi ojos. Su pregunta sencilla era por qué la encuesta que sí se publicó, la de CID-GALLUP, pone a Johnny Araya en el primer lugar. Y claro, mi abuela no lee La Nación S.A., no lee el "feisbuc" ni el "tuiter", se informa vía televisión o radio, y nada se decía de esta decisión de La Nación S.A., eso está invisibilizado, al menos para un sector de la población. Mi abuela no comprendía muy bien qué está ocurriendo. Y claro, si no "se muestra otra realidad" se genera la idea de que lo sí se muestra es La Verdad. Y esa es la jugada. Está concertado con todas las corporaciones de comunicación. Vamos a ver si les sale, por que las especulaciones y las redes sociales también juegan, además el país sí que está cambiando (y es que la gente, como mi abuela, pregunta), y por algo el Frente Amplio sigue arriba.

Pero para "curarse en salud" el editorial, advierte de las teorías de la conspiración (como lo sería este apunte para ellos), como si no hubiesen ya otros antecedentes del accionar de La Nación S.A. y los medios de comunicación, como por ejemplo el TLC. Se visten de ovejas si fueran un derroche de neutralidad, como si no ocurriera que todos los días hay un ataque al Frente Amplio, a la fecha La Nación debe haberle dedicado al Frente Amplio unos cuatro o cinco editoriales, más decenas de noticias editorializadas o que ocultan lo que realmente está pasando, así como manipulaciones descaradas del plan de gobierno. En el editorial la estrategia es intentar invalidar a través de la descalificación, toda crítica a su impune parcialidad y la trata como teoría conspirativa.

Finalmente, el editorial dice que prefieren "... exponer las buenas razones de nuestra decisión que salir a explicarle, a quien no quiere entender, la inevitable discrepancia entre las urnas y los resultados obtenidos en el campo una semana antes de las elecciones y publicados a tres días de las votaciones". Es obvio que habrán discrepancias entre lo que se encuesta y lo que ocurre el día de las elecciones, viene ocurriendo desde hace varios procesos electorales. ¿Pero a cuenta de qué viene advertirlo de esa forma en este contexto? ¿Serán capaces de cualquier cosa, incluso el fraude? ¿Serán tan cínicos? Cobra sentido pensar entonces que no se publica la encuesta para no dar alas a la izquierda (a los comunistas dirían ellos), y segundo para aliviar las posibilidades de que se piense que preparan actos irregulares (para decirlo suave) para el día de las elecciones: compra de votos, provocaciones de todo tipo, ofrecimientos espurios, en zonas alejadas chorreo de votos, etc.

Yo en lo personal los creo capaces de cualquier cosa (a los grupos que representa La Nación, así como a otros aliados coyunturales), y es posible que en tiempo de veda electoral se saquen de la manga alguna extraña vinculación del Frente Amplio con el narcotráfico, con alguna organización terrorista, o cualquier otro sinsentido. Habrá que ver si este tipo de jugadas hace efectos, hasta el momento tiendo a creer que los efectos de la campaña sucia no son los esperados. Lo que sí es seguro es que el 2 de febrero la maquinaria aceitada del PLN sacará a relucir todas sus mañas, y como siempre o casi siempre el TSE (a menos de que sea todo demasiado descarado) verá para otro lado.

Y aunque es meramente mi percepción, veo al Frente Amplio muy fuerte en las calles, creo que ellos también,  por es que tienen tanto miedo.

jueves, 23 de enero de 2014

Campaña sucia ¿El PAC se suma?

Pensaba escribir sobre el Movimiento Libertario y sus especímenes, pero las cosas dan un giro interesante, y por el momento, lo dejaré pendiente.

Eso porque me ha llamado particularmente la atención el envalentonamiento de la gente del PAC. Al respecto quiero hacer algunas reflexiones. Efectivamente es notorio ese crecimiento que señala la encuesta del CIEP, se nota en la calle y en redes sociales. Es cierto también que las encuestas hechas por las empresas que tradicionalmente contratan las corporaciones de comunicación  nunca han favorecido al PAC y que siempre hay un repunte para el día de las elecciones. El del PAC parece ser un voto silencioso. Pero más que eso un voto útil. O sea, en las elecciones anteriores muchos votamos al PAC porque era la opción que eventualmente podría derrotar al PLN. En 2006 este fenómeno fue más que evidente. Ottón Solís en su ego monumental y su soberbia infinita nunca quiso reconocer esto. Cree que votamos por él, no contra el PLN. Pero hay que reconocer que efectivamente mucha gente decide su voto por el PAC hasta el final.

Ahora, ocurre un asunto muy interesante. Tras la encuesta del CIEP queda algo claro, y es que el Frente Amplio parece ha consolidado un "voto duro", a pesar de la campaña de terror que se han montado en su contra. Que el Frente Amplio no haya decrecido es muy interesante porque quiere decir que la plata que se ha gastado en esa campaña es plata tirada al basurero, pero más importante aún es que es indicador que hay una amplio sector que no come cuento. Ya veremos si el 2 de febrero es 15% que señala la encuesta crece o no. Mi hipótesis es que crecerá, por la simple razón de que yo creo que en realidad es más. Pero ya veremos.

Pues bien, el crecimiento del PAC ha generado un efecto de optimismo en la filas de ese partido, pero también ha desatado una euforia mezclada con soberbia y algo de clasismo, algunos comentarios en redes sociales así lo confirman. Ha desatado también en las filas conservadoras del PAC, que no es un sector minoritario, el anticomunismo que tenían ahí escondido. Recordemos que el PAC es un partido que nunca se ha definido ideológicamente y en el que confluyen sectores de derecha muy conservadora (su cara más visible es Ottón Solís) y sectores progresistas y hasta de izquierda. Hasta tres meses el PAC era un desastre al borde de la implosión. Hay que anotar además que fue desde el PAC, desde su sector conservador, que se obturó la coalición, que nos tendría ahora en una situación absolutamente diferente.

Dicho esto, quiero señalar que este tipo de cosas la derecha perversa y calculadora lo sabe, y lo explota a la perfección. Ignacio Santos, agresivo en la entrevista a Villalta la semana anterior, casi se ha derretido en elogios a Luis Guillermo Solís, y esta semana lo ha hecho con Corrales, y ha llamado a la juventud a votar por él. Es interesante que ahora desde Canal 7 y otros medios se levante la imagen de Solís y otros candidatos de la oposición. No es azaroso. No es inocente. Su lectura de la situación es muy clara, el candidato del PLN es una bestia total, es pésimo, la izquierda a la que el tienen pánico (se inventan fantasmas) debe ser frenada. La estrategia es dividir. Eso es claro.

Lo más patético es que mordemos el anzuelo. En redes sociales, y supongo también en la calle, se ha iniciado una serie de ataques sin sentido entre partidarios del FA y el PAC. Muchos tiros a los lados, y pocos al frente, mientras el enemigo nos dispara de forma inclemente. Esa situación es la repetición en clave de tragicomedia de la guerra de civil española.

Pero que los simpatizantes de los partidos lo hagan es comprensible, efectivamente se desatan las pasiones, sobretodo en estos momentos y con el tipo de campaña que se ha hecho. Lo que es injustificable es que los dirigentes del PAC, se guinden también en la campaña sucia (de forma más sutil es cierto) y contribuyan a estigmatizar a la izquierda. Decir que el FA representa un salto al vacío, o que representa un modelo fracasado en todo el mundo, resulta inadmisible y bajo de parte de un político de la altura de Luis Guillermo Solís. Sin duda es un error. Y parece que de alguna manera la encuesta del CIEP ha desatado también ambiciones antes no manifiestas, nublando la lucidez y la necesidad de dignificar la campaña frente a la suciedad de la derecha. Agreguemos que el PAC ha sido víctima de todos tipo de infamias en campañas anteriores, lo que debería mover a la dirigencia del PAC ha erradicar de forma definitiva este tipo de campañas. Pocas han sido las voces del PAC que han hecho este llamado (Román Macaya, Juan Carlos Mendoza, por ejemplo), otros, más conservadores llaman a combatir el chavismo, a no dar ese "salto al vacío". El PAC debería condenar firmemente la campaña de terror, porque limita efectivamente las posibilidades de elegir libremente, lo que pasa en las empresas es simplemente intolerable. Pero la actitud asumida por el PAC no ayuda a formar la necesaria unidad frente a la inminente segunda ronda.

Porque, suponiendo que haya una segunda ronda, y suponiendo que sea entre el PAC y el PLN ¿Habrá una alianza con el FA? ¿O en el PAC creen que podrán ganar solos? ¿Como explicar la alianza con los que representan el salto al vacío? ¿Con qué cara pedir esos votos? O suponiendo que sea el FA el que logre llegar a la segunda ronda  ¿pedirán a su gente que vote por el "salto al vacío"? ¿o pedirán el voto a Johnny Araya? Por cierto que la encuesta del CIEP indica que de la gente que votará por Solís, si hubiese segunda ronda entre el PLN y el FA una tercera parte votaría por Araya, y un 16% no sabe por quién lo haría.

A mí me parece inconveniente, lamentable, que Luis Guillermo Solís se haya montado en el carro de estigmatización de la izquierda. No hacía falta. Se puede hacer campaña de altura, decente, se puedo uno diferenciar dando ejemplos de decencia. Cierto que somos rivales políticos, pero el enemigo es otro, y no está vestido de amarillo. El juego es claro, tratar de desinflar al FA. Yo creo que no deberíamos caer en el juego. Se trata de la estrategia de los mismos de siempre, dividiendo, haciendo que nos disparemos entre nosotros.

No se malinterprete, es simplemente que esperaba otra cosa de Luis Guillermo Solís (no de la derecha del PAC) porque le conozco, y además de un excelente profesor es un gran tipo. Pero creo que se ha equivocado.

Pero parece que la cancha está marcada y serán todos contra el Frente Amplio. Los golpes van a venir de todo lado, muchos van a ser golpes bajos, bajísimos. Pero no se han dado cuenta de que el ganador en esta elección es el Frente Amplio, independientemente de que alcance o no la segunda ronda, porque hemos avanzado en la organización, en el diálogo con la gente, en la discusión de temas que durante décadas estuvieron ausentes en la política electoral, porque la entrada de muchos jóvenes ha sido por la puerta izquierda. El crecimiento del Frente Amplio es incuestionable y ensancha el panorama político.

Finalmente, sí creo que habrá segunda ronda, y será entre el PLN y el FA, ya veremos si la dirigencia del PAC dará su apoyo, o como ha dicho Solís: "el salto al vacío". Una interesante encrucijada, porque votar por Araya sería absolutamente incongruente.



pd. muy gracioso que hasta hace 4 días algunos militantes del PAC decían que nada de voto útil, hoy llaman al voto útil, pero por ellos. Muy gracioso. Tenía que decirlo.

domingo, 19 de enero de 2014

Algunos absurdos de la campaña del miedo...

Se ha desatado una campaña de terror contra el Frente Amplio. Sin duda alguna es la versión 2.0 de la campaña del miedo en el referendo de 2007. Se dicen muchas cosas, muy pocas realmente se argumentan, y cuando se argumentan pretenden estar revestidas de análisis "objetivos", más allá de la ideología, como si no tuvieran el "sesgo ideológico" del que acusan al Frente Amplio. Se ubican más allá del bien y mal. Pero sus discursos son absolutamente ideológicos, deberían ser más honestos y admitirlos, total, de ideología es que discutimos.

Eso cuando hay argumentos. Circulan por redes sociales miles de comentarios que rayan la estupidez. Lo peor de todo es que haya otros que los repitan sin detenerse a pensar la lógica de lo que repiten. Razonamiento básico, en realidad peor que básico, terriblemente simple, rayando de verdad en la idiotez.

Pues bien me di a la tarea de buscar algunos de esos comentarios, otros, lectores y lectoras de este blog me los hicieron llegar por correo.

En realidad el montón de estupideces que se dicen derivan de una idea muy básica, ya enunciada en el memorando del miedo y practicada  nivel internacional incluso, y tiene que ver con los supuestos vínculos del Frente Amplio con el Hugo Chaves, Daniel Ortega y Castro. Decir que José María Villalta es la encarnación tica de Hugo Chaves es absolutamente falaz y demencial. Y es que la historia de Cuba, Venezuela, Nicaragua y Costa Rica es tan disimil que el simple hecho de considerar que en nuestro país se implante un modelo similar es un insulto a la inteligencia, es simplemente no querer ver las diferencias tan obvias que existen. Además como ya se ha argumentado tantas veces, quienes han insistido con semejantes afirmaciones quieren obviar una realidad incuestionable: en Costa Rica avanzamos a pasos acelerados hacia la miseria, la descomposición social y la corrupción. Eso es lo que ocultan las acusaciones infundadas de "chavismo".  Pero esa idea es que se desprenden y montan toda una serie de tonteras, que lamentablemente algunos repiten sin detenerse a pensar.

Empecemos.

La inauguración de las estupideces se la vamos a dar a Otto Guevara con el término acuñado: "ChaviSandinismo". Tantos años de estudios en Harvard (la más prestigiosa del mundo según el intelectual en cuestión), para venir a decir semejante cosa ¿Qué es el chavisandinismo? ¿El Frankenstein de la izquierda? ¿Será que tenía sangre en el ojo porque en algún momento el Movimiento Libertario formó parte del partido LI-LI? Tampoco le ha servido mucho el estudio como para llegar a afirmar que es un "liberal moderado de centro". Supongo que el imbecil que en un foro en feisbuc se definió como "socio-liberal de centro izquierda" estaba inspirado en él cuando llamó a votar contra Villalta. Jaime Bayley nada sospechoso de izquierdismo, todo lo contrario en su momento habló muy mal de Evo Morales y siempre peor de Hugo Sánchez dijo sobre Otto Guevara: "... tiene el coeficiente de una gallina o de un raton...no es mas tonto por falta de tiempo..es un tonto diplomado".

Este otro es de antología. El "Movimiento Cívico Guanacasteco", un disfraz para no poner el nombre del PLN o del ML lanza este volante:


¿Robarse Guanacaste? ¿Quién puede creer semejante cosa? Sin ninguna duda este volante se ubica en el "top ten" de las idioteces de la campaña del terror. Creo que no amerita más comentarios.

Otro volante está siendo distribuido en las fiestas de Santa Cruz:


El comunismo quiere apoderarse de Costa Rica, una fuerza maligna que no sumirá - según el volante - en la pobreza. Cuando lo cierto es que tenemos la segunda tasa de desempleo más grande de América Latina, con la concentración de la riqueza más alta.

Pasemos a la siguiente.

Una tal Karla Flores publica en su cuenta de feisbuc esta foto:


Karla le agrega el siguiente comentario: "Esta es la muestra de la justicia social e igualdad que predica este señor??? Prado del año y chofer.., y eso que no es presidente todavia!!! Esto es un verdadero COMUNISTA!!! Quitandole al pueblo y tirandose todo encima! Al mejor estilo Castro- Chavez- Ortega!!! HIPOCRITA!!"... Ahí en el mismo post Fernando Chaves agrega: "Prado y chofer de la Asamblea probablemente... o pagado con deuda política, no se que es peor..."

El odio lleva a decir cosas y tonteras como esas. ¿quitándole al pueblo? Chofer... pues sí, alguien debe manejar. Normalmente José María anda en bus o en taxi, y eso lo saben los taxistas de Sabanilla, supongo que quienes lo critican nunca se han enterado de eso. Ahora para cumplir con la apretada agenda pues alguien lo lleva. Así de simple. Ya las otras estupideces de Fernando Chaves, pues caen solitas. Finalmente, no se trata de un Prado, una serie de personas hablan del famoso Prado como si lo hubieran visto.

Pero bueno digamos que la foto de Flores pasa... pero lo que no se explica es que un diario haga eco de semejante estupidez, o el periodista no tenía nada que o pretendía (nada extraño de ese diario digital) atacar a Villalta:



Sigamos. "Con Villalta no vamos a tener papel higiénico". Esa fue repetida por varias personas, entre ellas Otto guevara y Johnny Araya. Según ellos Maduro y Villalta son lo mismo, Venezuela y Costa Rica son iguales, la política en ambas naciones es igual. Alguien dijo por ahí que Johnny Araya estaba preocupado porque no iba a tener con qué limpiarse la boca...

Esta otra es de antología. Realmente no sé cómo calificarlo. Porque frente a la tragedia del asesinato de esta pareja de músicos, alguien se atrevió a decir esto:


Sin palabras.

Otra chica aseguró que no votaría por el Frente Amplio "porq van a cerrar las tiendas zara". Otra aseguró: "xq al fin y al cabo si queda PLN ya estamos acostumbrados a lo mismo!! Pero villalta que miedo!!!!!". Miedo internalizar de forma la corrupción.

Y otra dijo: "FA afirmo en vivo que los modelos de Nicaragua y Venezuela son los modelos a seguir para el FA". Por ahí otro dijo que Villalta pretendía prohibir NatGeo, Warner Channel, History Channel, HBO, etc., porque en el programa de gobierno se habla de incentivar la producción audiovisual nacional frente a los enlatados televisivos.

Johnny Araya en un debate dijo que el Frente Amplio atentaba contra el derecho de la educación privada por el plan de gobierno se hablaba de defensa de la educación pública. Una familiar muy cercana de una amiga cree que deberá compartir su casa con tres familias más, y que "vendrán trabajadores cubanos a quitarnos nuestros trabajos".

Alguien hizo esta grosera utilización del logo del NO contra el TLC, esto resulta casi un insulto, casi como lo que intentó hacer el payaso de Bulgarelli con su publicidad:
Pero creo que el premio se lo lleva un tal César Monge, quien suele publicar sus opiniones en CRhoy. El 12 de diciembre publicó su "Receta de 7 pasos para una dictadura chavista en Costa Rica". Un artículo tan lleno de falacias que rayan en la estupidez, pero lo grave no es que alguien se atreva a escribir semejantes cosas carentes de fundamento, sino que alguien las crea. Justo para eso son escritas, porque habrá algunas personas que se puedan tomar en serio este tipo de cosas.

No voy a analizar una por una sus afirmaciones, amerita un apunte entero, pero su último "paso" de esta "receta" textualmente dice:
Ejército es posible.
Cuando se acaben los confites, se ocupará la fuerza militar para confiscar almacenes completos, o cerrar medios de prensa que hablen mal del régimen. Pero por dicha en Costa Rica nunca habrá ejército….¿O sí? La Constitución prohibió el ejército como una institución permanente, pero autoriza convocar un ejército, sujeto al poder civil (presidente) en caso de “defensa nacional” entendiéndose por ejemplo una invasión a las fronteras, como de hecho pasó en 1955, cuando el líder nicaragüense, con apoyo de aviones y tropas de Venezuela, invadió Costa Rica. Hoy en Calero tropas nicaragüenses ocasionan problemas a biólogos ticos. Tan sólo se ocuparía fingir una invasión del norte, país cuya ideología y fidelidad es la misma que la del Flautista, con dos o tres soldados metidos en Los Chiles, y video publicado en YouTube, para que el señor Presidente, en estricto cumplimiento de un deber constitucional, convoque un ejército para defensa nacional. Los fanáticos son los primeros voluntarios, siendo más fieles al líder que a la Patria, en realidad. Tras una escaramuza todo vuelve a la normalidad, no hay muchos muertos, pero mejor dejar el ejército un tiempito por si las moscas. ¿Quién se opondría a defender la soberanía, y cumplir la Constitución? Legalmente y sin mucho esfuerzo, se puede crear un ejército tico, que sería ahora un brazo fuerte para el líder chavista.
¿Este tipo hablará en serio? Parece que sí. Pero se le olvida un pequeño detalle, ya existe un pequeño grupo paramilitar en la frontera, y no fue creado por Frente Amplio, de hecho se declaran anticomunistas, y curioso, dan exactamente los mismos argumente que este tipo contra el Frente Amplio. Como si se hubiesen puesto de acuerdo. Es decir, son las fuerzas fascistas las que representan un verdadero peligro y ya están ahí, haciendo su numerito, con la complacencia del gobierno.

Pero ¿Realmente alguien podría creer semejante disparate? Bueno sí, alguien. Y me escribió hace unos días y me preguntó si como militante del Frente Amplio quería un país con ejército, la pregunta me dejó desorientado, pensé que no podía ser cierta semejante tontera, pero tipo insistió: "bajo una doctrina imperialista... me remonto a a venezuela, cuba y nicaragua que son izquierda y tienen ejercito el cual lo utilizan en contra del pueblo". El razonamiento es tan simple como el de una mosca y obvia una realidad lamentable de Latinoamérica, todos los países tienen fuerzas armadas, independientemente del signo político del gobierno con una lamentable historia, sobre todo en la segunda mitad del Siglo XX. Nadie en su sano juicio pretendería crear un ejército. De verdad pensaba que me estaban vacilando, pero no, era en serio. 

Hay cientos de cosas más, por el momento lo dejo ahí. Posiblemente en estas dos semanas que nos quedan se digan más tonteras, e incluso algunas carentes de todo sentido. Repito que es lamentable que se recurra a este tipo de campaña, pero más lamentable que haya gente que las crea. 

lunes, 13 de enero de 2014

Coerción electoral: demócratas de la billetera para afuera

Hace un mes escribí un apunte sobre el recurso del miedo que se está utilizando contra el Frente Amplio en esta campaña electoral; hace unos días escribí otro apunte sobre un retorcido "artículo" aparecido en el diario de Tibás. La línea común de ambos apuntes es esa estrategia de manipulación y terror ante un posible triunfo de la izquierda.

Es sabido por todos, incluso desde 1941 que Calufa escribió Mamita Yunai (no es sólo una gran obra literaria, es una también una cruda denuncia política de la situación de los trabajadores bananeras en el siglo anterior) que se aplican estrategias de miedo y coerción a trabajadores para que voten en determinada dirección. También en 1950 Fabián Dobles, en su novela El Sitio de la Abras (un libro que me gusta muchísimo) denuncia que aquellos que luchan por la libertad son etiquetados como peligrosos. Su personaje principal Martín Villalta (¡lo que son las casualidades!) hablando con campesinos, organizando, analizando, reflexionando sobre su situación, es tachado desde San José como un instigador, un agitador. Y vean qué interesante lo que escribe Dobles:
Y así se inicia otra noche de conversación, quizá bajo las estrellas, porque la casucha de Esmeralda la de la flor en la cabeza ya se vuelve pequeña para cabida a los hombres que acuden. Como el dirigente es igual a ellos, sabe encontrar los portillos por donde entrarles. Empero, algunos todavía no solo no sus amigos, sino enconados enemigos. Como hace tantos decenios exclamaba ñor Espíritu Santo refiriéndose a Villalta, más de un jornalero dice: Ese hombre es el mismísimo diablo. Dios nos libre de él y las cosas que habla...
Antes como ahora, se combinan pensamiento religioso con política. Antes como ahora la iglesia católica interviene. Antes como ahora los discursos y figuras de cambio y transformación política son "satanizadas". Es como si la historia se repitiera, como si intentase gastarse en la conciencia colectiva. Por eso es que es tan importante recordar, porque recordar este tipo de cosas nos permite "gastar la historia", romperla para que no vuelva una y otra vez, y nos castigue por desmemoriados una y otra vez. Creo que justo de eso trata El Sitio de las Abras.

Sólo doy esos dos ejemplos en la literatura nacional, deben de haber cientos. En realidad a lo que quiero llegar es que esta campaña como ninguna otra condensa todo tipo de estrategias de miedo, de coacciones, de mentiras y calumnias contra proyectos políticos de transformación. Nuestra derecha gastada y absolutamente enredada en los mecates de su corrupción, autista a la realidad social y necesidades de la población se ha quedado sin argumentos para sostenerse en el poder. Temerosos de que Costa Rica se "contagie" de los vientos de cambios que recorren América Latina (lo cual es algo exagerado para nuestro contexto) toman las precauciones del caso y se lanzan, como lo hicieron durante el referendo del TLC a la amenaza descara, y pretendidamente impune.

La Prensa Libre (diario nada sospechoso de izquierdismo) publica una nota en la que evidencia lo que todos sabemos: coercionan a los trabajadores. Lo han hecho toda la vida. Pretenden seguirlo haciendo, pero esta vez con la "amenaza" real de un triunfo de la izquierda. Estos, dueños de todo, acostumbrados a mandar, son demócratas de la billetera para afuera. Son puro discurso, o más acostumbran a utilizar (instrumentalizar) el discurso democrático para descalificar a la oposición, pero cuando sienten amenazada su billetera, su careta democrática se cae y muestran los dientes.



Y cabe preguntarse, ¿Y el TSE? ¿No es cierto que la ley establece que todo ciudadano costarricense tiene garantizado el derecho al voto libre de coerciones? Eso está en nuestra legislación, la Constitución Política establece que se debe ejercer el voto "... en condiciones de garantías y libertad irrestrictas" (Art. 102, inciso 6). ¿Porqué eso está en la Constitución Política? Porque se reconoce que existe una relación asimétrica entre patronos y obreros. Esta de más decirlo, pero igual lo diré: en la relación de poder, el obrero es la parte débil, eso es obvio, por eso es que justamente los obreros se organizan en sindicatos (no en aparatos solidaristas que están al servicio del patrono) para defender en conjunto sus intereses como parte débil en esa relación, por eso existe la legislación laboral.  Porque seamos honestos eso que dice la Constitución Política de que todos somos iguales ante la ley, es en realidad una aspiración, la realidad se empeña cada en demostrarnos que así es. Pero a algunos se les olvida, parece que al TSE también, o tal vez no, sólo ve para otro lado.

Curioso que quienes escriben el artículo (Andrés Bermúdez Aguilar y Paula Ruiz Guevara) ni siquiera mencionan que esto podría constituir un delito. ¿No lo saben? Parece que no daba para tanto la publicación.

El TSE debería, en lugar de llamarnos tan alegremente a votar, advertir a los patronos que están incurriendo en un delito y que ese delito tiene una pena (sea cual sea). El TSE debería abrir de oficio una investigación a ese grupúsculo denominado "Alianza por Costa Rica", y además poner a disposición de los ciudadanos teléfonos para que se puedan realizar denuncias con la absoluta confidencialidad y castigar ese tipo de estrategias que impiden que trabajadores ejerzan su derecho a decidir de forma libre quién quiere que gobierne este país. Pero como nuestra democracia ha sido reducida a "esa fiesta electoral" el tribunal prefiere gastar sus limitados recursos en publicistas que hacen spots bonitos. Pero en todo caso, ese mismo artículo constitucional establece como función del TSE: "Dictar, con respecto a la fuerza pública, las medidas pertinentes para que los procesos electorales se desarrollen en condiciones de garantías y libertad irrestrictas...". ¿Así, o más claro?

El país no está para permitir que encima de gobiernos corruptos, empresarios antidemocráticos amenacen con algo tan básico como el derecho a ganarse la vida de forma decente sólo por no votar a sus intereses económicos. No estamos para eso, porque un buen día a alguien se le ocurrirá tomar esa fábrica, o quemarla, cuando ya se vea que simplemente por las buenas no se puede. Y eso sí que es peligroso, porque los dueños de todo, ya saben, si les tocan la billetera... Así que el TSE, ese "árbitro" que se dice imparcial debe intervenir con autoridad, eso si quiere ser seguir considerado imparcial. Aunque claro, eso de imparcial, a estas alturas solo se lo creen ellos.

miércoles, 8 de enero de 2014

La Nación S.A. y la descarada manipulación electoral: Crucitas

Tras las vacaciones de fin de año, ida y vuelta al sur, retomo el blog, esperando además, que este año pueda escribir de forma más regular a pesar de que he iniciado estudios de maestría, y que eso claramente me tendrá muy ocupado. Hoy en medio del estudio de un artículo tremendamente aburrido, hago una pausa.

Hoy vi en La Nación S.A. un artículo que sin duda se inserta en la campaña abierta que tiene ese grupo de poder contra el Frente Amplio. Contra todas las normas éticas del periodismo se atreven a publicar un artículo que básicamente culpa a Edgardo Araya y a los compañeros ecologistas, por el desastre económico que vive la zona norte. Amparados en un retorcido "ejercicio de libertad de expresión" el diario, con"pluma" de Alberto Barrantes C. y Carlos Hernández, manipula de forma perversa la información. Típico de ese diario es el disfrazar el ataque como un artículo periodístico, pero lo que normalmente han hecho es editorializarlo con la complicidad de los periodistas. Es práctica común intentar establecer como verdad afirmaciones que se vierten sin casi contrapeso y la más vulgar ligereza periodística. Lo hicieron durante la tregua electoral, acostumbrados a que el TSE siempre mira para cualquier parte, basta recordar el referendo de 2007. Pero es que además juegan con "su poder" y su "peso en la opinión pública", si el TSE se atreviera a hacer su trabajo, harían todo un escándalo por la "violación" de su (torcida) "libertad de expresión", el Colegio de Periodistas debería al menos hacer una llamado al equilibrio informativo, pero tampoco. Dirán algunos que no es competencia de esa entidad, pero si no ¿de quién?

El caso es que el artículo en cuestión es tan malintencionado que busca culpar a los ecologistas por la miseria y el abandono que desde hace décadas afecta a esa zona. Dice el artículo: "En noviembre de 2010, el Tribunal Contencioso-Administrativo anuló la concesión otorgada a la empresa Industrias Infinito (en el 2008) para explotar una mina de oro. Desde entonces, los vecinos no ven rastros de progreso". Dice los periodistas "Desde entonces", como si la pobreza y el abandono tuvieran que ver con el fallo del Tribunal Contencioso Administrativo (TCA), cuando en realidad se trata de un abandono histórico, es decir, es un proceso sostenido de abandono que claramente buscaba generar condiciones en la zona para el proyecto. Los gobiernos de turno durante décadas han hecho todo tipo de promesas de desarrollo, todas incumplidas, así que no es cierto que desde 2010 no se ve el "progreso", el problema es el abandono de los gobiernos neoliberales.

Por otro lado, en sintonía con el pésimo Ministro de Planificación, el Alcalde, Alfredo Córdoba culpa a Edgardo Araya y a los ecologistas: “Edgardo Araya y otros ambientalistas se trajeron abajo el proyecto de minería y prometieron alternativas como el turismo ecológico, pero ya abandonaron al pueblo. Todo se quedó en falsas promesas”. Y puede preguntarse, ¿qué hace el alcalde? ¿no es él acaso el responsable desde el gobierno local para generar oportunidades productivas en la zona? ¿será que el alcalde no sabe que tiene la potestad desde el gobierno local que dirige de tener iniciativa para sacar adelante a la zona? El alcalde, que es del partido de gobierno, pareciera que no se siente responsable de lo que pasa en el territorio que le corresponde gobernar, maravilloso ejemplar de un tipo que calienta la silla. El periodista pareciera que ni siquiera se le ocurrió preguntarle qué ha hecho.

Cierto que el fallo del TCA fue inesperado e histórico, pero era una posibilidad que se trajera abajo el proyecto, como también es cierto que el gobierno hizo todo de presiones para que el fallo fuera positivo para la empresa. Pero cabe preguntarse ¿cómo es posible que la Municipalidad y el Alcalde no tuvieran "plan B"? ¿Y el Plan de Desarrollo Cantonal, que según el Código Municipal es de elaboración obligatoria? ¿Será que lo hizo Infinito Gold? ¿O será que ese Plan de Desarrollo tiene exactamente la misma función que el papel higiénico? Y la principal pregunta: ¿Es la minería a cielo abierto la única posibilidad de desarrollo en esa zona? Obvio que no. Pero el alcalde y el gobierno, hacen como si esa fuera la única posibilidad.

Por otro lado, si los periodistas se informara bien, o al menos hubiesen hecho el intento, se habría enterado que desde hace tres años la Escuela de Psicología de la Universidad de Costa Rica tiene un proyecto de Trabajo Comunal Universitario que dirige la colega Flor Artiaga, y que desde ese proyecto se han trabajo proyectos de organización comunitaria, apoyando además procesos educativos, de infraestructura, etc. Pero como la intención es hacer campaña contra el Frente Amplio, y de paso contra los ecologistas, los periodistas ni siquiera investigaron. Lo que demuestra la pobreza periodística de los profesionales y del medio.

Pero la cosa no queda ahí. Los periodistas no entrevistan a ninguno de los dirigentes locales en contra del proyecto minero. ¿Será que los periodistas desconocen la existencia de estos líderes? Difícilmente. Pero lo cierto es que olímpicamente optaron por hacer que no existen, de pronto pareciera que todos los pobladores de la zona estaban a favor del proyecto, lo que a todas no es cierto. Obvian de forma descarada la enorme oposición popular al proyecto y los múltiples sectores sociales y políticos opuestos al proyecto.

Dice el artículo: "Los caminos en mal estado, llenos de lodo y rodeados de casas desocupadas, en Crucitas de Cutris, retratan el olvido de un pueblo al que le prometieron oro, pero terminó estancado en el olvido y la desolación". Subrayo acá: "... un pueblo al que le prometieron oro...". Los periodistas ni siquiera tienen la honestidad de decir quiénes ofrecieron el oro: el gobierno (recordemos el famoso decreto de "interés público" de Óscar Arias y Roberto Dobles) y la empresa transnacional Infinito Gold. Tampoco menciona que el fallo del TCA fue contundente en cuanto a los gravísimos vicios de legalidad que exhibía el proyecto. Tampoco menciona que el Decreto de Interés Público de Óscar Arias estaba lleno de ilegalidad y se pidió una investigación de esos y otros funcionarios públicos. Grosera omisión.

Y lo que resulta aún más hipócrita. Mientras el mismo medio ha señalado en varias ocasiones la "deuda ecológica" que ya como país tenemos tenemos, el diario de Tibás sigue defendiendo un proyecto que a todas luces ayudaría considerablemente a que esa huella y deuda ecológicas aumenten, es decir, mientras por un lado se lamentan y van de correctos, en la práctica defienden la destrucción y contaminación irreparables de un considerable territorio, además de defender los intereses privados de una empresa transnacional y los intereses particulares de un grupo de políticos-oligarcas.

Cierto que es necesario ofrecer oportunidades de desarrollo a la zona, que por supuesto sean más amplias que la acción de un TCU de la Universidad, pero eso es responsabilidad del Estado, y se debe ejecutar en coordinación de las Municipalidad y el Gobierno Central. Echarle la culpa a los ecologistas no sólo es una muestra de cinismo, sino que además denota el desinterés y la incapacidad del partido Liberación Nacional por el desarrollo de la zona norte. No valen los pretextos, son décadas de abandono, el gobierno no ha hecho nada, así de sencillo. No puede ser que culpe a los "duendecitos" (como ha hecho hoy la presidenta) para justificar tan estrepitosa incapacidad para gobernar.

Lo de La Nación S.A., y esa camarilla oligárquica que se esconde tras ese pasquín, es sencillamente el ejemplo de cómo se utiliza un medio de comunicación para hacer campaña sucia contra un partido y defender intereses particulares. En eso han estado y en eso seguirán. Espero que muy pronto esas estrategias simplemente sean los aleteos de una oligarquía que se pudre y se ahoga en su propio odio y mezquindad. Vendrán mejores días en que este país tenga medios realmente independientes, o al menos con la suficiente decencia como para hacer transparentes sus posiciones e intereses.