“O se opta consciente y reflejamente, o la opción de nuestra vida se realiza sin que ni siquiera caigamos en la cuenta de ello. Pero en cualquier caso, nuestra vida y nuestra acción se inscriben en uno de los sectores contendientes. No hay marginados frente al conflicto social; hay sencillamente, contendores abiertos y contendores solapados, luchadores convencidos y tontos útiles. Demasiadas veces, y más por ingenuidad que por mala voluntad, los universitarios formamos parte de este último grupo. Todos estamos comprometidos: resta saber por quién”.
Ignacio Martín-Baró

lunes, 25 de marzo de 2013

Apunte Futbolero

No suelo escribir sobre fútbol, y bueno, el apunte no va precisamente de fútbol. Pero dadas las circunstancias, amerita hacer un pequeño apunte de la mejenga del viernes en tierras (nevadas) gringas. Mucho se ha dicho de esto, muchos memes, miles de chistes. Además está claro que el partido debió suspenderse, así no podía jugarse. Los gringos aprovecharon una única opción, un rebote, eso les valió, luego el antifútbol total. No se podía jugar, de hecho los gringos no tuvieron opciones de gol.



Por primera vez en mucho tiempo la Selección de Costa Rica (el orgullo patrio como le gusta decir a los medios chovinistas de este país) no es criticada por su mal juego, hay una excusa real, la nieve no permitiría jugar ni al Barça. Es unánime alabar la actitud de "los muchachos" por el "enorme esfuerzo hecho". Ojalá así fuera siempre.

También es unánime la condena a los federativos, por su pasividad. ¿Qué hicieron para detener el partido? Eduardo Li dice que mucho, pero claramente no lo suficiente. Costa Rica debió amenazar con no salir al terreno de juego, retrasar la salida al segunto tiempo (y ojo que me parece que también al inicio). Pero no. Apelamos a la honestidad de la FIFA, uno de los órganos más corruptos del mundo, y que de paso tiene al país más poderoso de mundo como "acusado". Si la FIFA no repitió el partido entre Italia e Irlanda tras la evidente y escandalosa mano de Henry en el partido de repechaje, menos lo hará ahora. Me sorprendería que lo hiciera, no lo harán.

Está bien que un país saque ventajas de su localía, Bolivia juega en la altura de la Paz, ahí Argentina se llevó 6 goles; Colombia lo hace en el infierno de Barranquilla; Honduras en otro infierno San Pedro Sula; México en el Azteca con la altura y la contaminación y jugar ahí es bien complicado. Ejemplos sobran. Pero una cosa es jugar con lo que se tiene a favor y otra lo que hicieron los gringos el viernes, fue evidente la presión para meter en ese congelador a Costa Rica. La falta de argumentos futbolísticos la compensan con la nieve.

¿Porqué nos hacen esto? Y justo a esto es lo que quería llegar. 

Nos hacen esto porque somos un país servil, porque nuestros dirigentes son unos payasos, corruptos y plateros, pero sobre todo unos chupamedias. Eduardo Li ha demostrado a través de su gestión una incapacidad alucinante.

Francisco Chacón, Ministro de Propaganda del mal gobierno de la Chinchilla, "tuitió2 quejándose de los malos representantes que tenemos... "orejón le dijo el conejo al burro", se llama esa figura. Su esposa fue quien se encargó de "negociar" el TLC con los gringos, los resultados de la tal "negociación" ya los conocemos, pero seguro Chacón cree que su esposa hace un gran papel, vendiendo a nuestros agricultores en al OMC, muy orgulloso debe estar el marido. Ese partido de fútbol es una "bella metáfora" del proceso de "negociación" y aprobación del TLC, porque así fue.

El sábado, una conocida, absolutamente indignada se preguntaba "¿porqué le tenemos tanto miedo a los gringos? Ese partido tenía que suspenderse". Mi respuesta fue: "Eso mismo me preguntaba yo en octubre de 2007".

Aunque debo reconocer que el viernes estaba indignado por la condiciones en que se jugó el partido, yo hace mucho tiempo no me pongo nacionalista con la "Sele" (y casi que con nada) primero porque no me gusta como juegan, segundo, porque se trata de un juego, y no vale la pena morirse por un juego, y tercero, porque la gente se pone como estúpida, eso me molesta. Ahora circulan todo tipo de propuestas como darle la espalda mañana al himno del "fair play", como llevar a los gringos a Lito Pérez, y otras tantas cosas. Tanto que se indignan por este partido de fútbol que no debió jugarse, y no logran ver lo metafórico con respecto a la geopolítica, no comprendo la verdad (mentira, sí lo comprendo, pero es una expresión) porque no pueden hacer la relación, es demasiado evidente, los gringos siempre hacen trampa, en el fútbol y en la política.

Por eso es que resulta alucinante la hipócrita queja de Francisco Chacón por la dirigencia futbolera (se comprende por lo del mundial juvenil femenino y lo mal que quedaron tanto el mal gobierno como la Fedefútbol), pero se queja como si ellos fueran mejores, como si no vendieran al país, como si no se doblegaran ante el gobierno estadounidense con sólo que los gringos vuelvan a ver, un estornudo y van de serviles llevando no una servilleta, la fábrica entera.

Indignado estoy por el partido, pero más me indigna que en este país no podamos ver el fondo, y nos indignemos más por la mala gestión de Edudaro Li, y que no podamos ver que lo que de la Chinchilla es peor aún, porque están destruyendo el país, lo están entregando. A ver si algún día sucede y nos indignamos por lo realmente importante.

2 comentarios:

  1. De acuerdo querido Josué -y vamos me incluyo en el saco que con hígado en la mano, profirió comentarios por el care/libro-. Ahora bien, me traes a colación, una constante del terruño, justo del país, de eso que dices "...no podamos ver el fondo..., no logran ver lo metafórico con respecto a la geopolítica, no comprendo la verdad (mentira, sí lo comprendo, pero es una expresión) porque no pueden hacer la relación...", mira que hasta algunos quisimos obviar lo evidente... Hay algo insoslayable querido, el caldo de cultivo tico, se coce a fuego lento desde hace rato y la sazón, degustarla ha ensordecido a la mayoría y de ahí no se moverán hasta que al caldo le caiga caquita, pero con ganas...

    ResponderEliminar