“O se opta consciente y reflejamente, o la opción de nuestra vida se realiza sin que ni siquiera caigamos en la cuenta de ello. Pero en cualquier caso, nuestra vida y nuestra acción se inscriben en uno de los sectores contendientes. No hay marginados frente al conflicto social; hay sencillamente, contendores abiertos y contendores solapados, luchadores convencidos y tontos útiles. Demasiadas veces, y más por ingenuidad que por mala voluntad, los universitarios formamos parte de este último grupo. Todos estamos comprometidos: resta saber por quién”.
Ignacio Martín-Baró

lunes, 18 de marzo de 2013

Por el derecho a... ¿parquear?

Ya había visto en las redes sociales que había molestia por el sistema de asignación del marchamo estudiantil. Por la mañana mi papá me llamó para preguntarme qué estaba pasando en la U, porque no podía ingresar al campus con unas sillas y comida para un evento en la Facultad de Ingeniería. Que me llamara podría significar dos cosas, la primera que se le haya ocurrido a mi papá que yo tenía algo que ver con la protesta (cosa que seguramente a él le parece lógico, y bueno a mí también me parece sensato que lo haya pensado); y la segunda, es que si no suponía mi participación en la protesta, que al menos yo sabría de qué se trataba la cosa por trabajar en la U. Supuse que se trata de algo relacionado con el marchamo y eso le respondí, acerté.

Normalmente apoyo las protestas, pero esta, sencillamente me parece que no tiene ningún sentido, aún cuando la molestia por un sistema de asignación de tarjetas de ingreso tan descabellado, pueda ser lógica. Pero no se trata sólamente del sistema de asignación de tarjetas de ingreso, sino más bien propiamente del INGRESO a la Universidad.

Me explico, estos estudiantes que hoy bloquearon el ingreso a la U, no son estudiantes becados, de hechos podría apostar que la mayoría se queja de los bloqueos en defensa de la seguridad social, por alguna cuestión comunitaria, puedo apostar lo que sea, a ninguno de estos los he visto en defensa de las becas, ni en ninguna causa colectiva, salen hoy, se muestran hoy, por un interés individual. Hipócritas, porque se quejan cuando salimos a protestar en defensa de los derechos colectivos, se rasgan las vestiduras contra los bloqueos. Estudiantes, los de hoy en la mañana, egoístas, individualistas, "pipis" (ellos mismos en derecho se autocalificaron de esa forma, o sea se trataba de pi-piquete), es muestra de esa clase de estudiantes que cada día se hacen más en la Universidad aunque aún no llegan a ser la mayoría, pero, que efectivamente manifiesta una tendencia de ingreso a la U, y del rampante individualismo neoliberal. Se reabre de esta forma el debate sobre el ingreso a la U, no para parquear por supuesto, sino de quiénes son y de dónde vienen los que ingresan a la U. Si bien es cierto la protesta no fue masiva, uno se puede preguntar qué es lo que pasa que ahora las protestas en la U son por parqueo y no por esas cosas realmente importantes, y de hecho eso fue lo que muchísimas personas pensamos hoy.

Las protestas, había escrito en otro apunte, tienen un carácter político, más allá de su legalidad, y la legitimidad de la protesta esta fundamentada no sólo en la capacidad de incidencia en la política o decisiones políticas de la autoridad, si no también en lo justo de la demanda. Por eso cabe preguntarse por la legitimidad del pi-piquete, y la respuesta es todas luces que se trata de un berrinche, de un capricho de "niñato de papá" (o de mamá, ¿porque no?), porque así eran quienes hoy en nombre de una "libertad" individual cerraron el ingreso a la U. Y ojo que estos niñatos van lentamente cerrando el ingreso a la Universidad Pública a los sectores populares. Claro, no solamente ellos, sino toda una política desde la misma Universidad y desde el Gobierno. Pero a estos que protestaron hoy ni se les ocurre, y de todas formas no les importa, total lo que quieren es un parqueo.

Ahora, lo que sucede en la Universidad es preocupante, porque aunque no depende exclusivamente de la UCR, el transporte debería ser abordado con mayor seriedad. Por ejemplo la UCR tanto que promueve las energías renovables y el discurso ambiental, no tiene lugares seguros para dejar la bicicleta, el campus no cuenta con un solo parqueadero de bicicletas. Por ejemplo, sería bueno revisar las concesiones de los autobuses, pero no para pasearse en ellas, si no para que se mejoren las unidades y los horarios. La universidad podría incidir en una política de transporte público decente, o por lo menos plantearla para el debate, hay muchos intereses económicos, pero como mínimo platear la discusión. Pero no.

En vez de eso tenemos unas desafortunadas declaraciones del Jefe de Seguridad y Tránsito de la Universidad, que dice que se reducen los cupos de parqueo para estudiantes porque los administrativos amparados en la Convención Colectiva no quieren ceder privilegios, ¿la estupidez es propia o institucional? ¿opina por sí mismo o porque esa es la respuesta de la Institución? ¿Esta respuesta es parte del ataque individual, o del institucional a la Convenció Colectiva? Sería bueno saberlo, a ver si es necesario, ahora sí, una protesta por un derecho de verdad, apuesto que estos niñatos estarán del otro lado, porque como dije, así sonde hipócritas.

La lucha de clases a lo interno de la U existe, y eso no lo digo yo, la realidad misma se empeña en demostrarlo, quien no lo vea seguramente es porque anda buscando parqueo.

6 comentarios:

  1. Yo no fui a la protesta, pero estoy de acuerdo con que protesten. Porque pienso que todo mundo tiene derecho a expresarse sobre lo que sea que les molesta, y de la manera que quieran. Y nadie tiene que decidir cuál razón es válida y cuál no. Estoy de acuerdo con los que sí fueron y nunca me he quejado de nadie que esté protestando en la calle ni nada parecido; es más, los he defendido (incluso a los motociclistas, a los que todo el mundo parece odiar). Así que lo primero errado de esto es generalizar y asumir que "todos los que tienen carro son pipis" o que están en contra de cualquier protesta seria. Porque, lo reconozco, no es lo más importante por lo que se debería luchar, pero sí se le está quitando toda importancia a los estudiantes. Hay que pensar en la gente que necesita el carro por alguna razón, y eso se obvia en esta opinión. Hay gente que trabaja en la tesis, que sale tarde de la U y que tiene que andar la compu y un reguero de documentos consigo para poder trabajar. ¿Y qué va a pasar ahora? Les van a restringir el acceso a la U. Y no hablo del marchamo o el parqueo. Si no que, aún teniendo marchamo, hay días en los que no podrán entrar a la U: los días que no tenga cursos matriculados. Como si la actividad académica se limitara al horario de clases. No todos son pipis a los que les molesta andar en bus, como me imagino que usted supone. Hay gente que necesita de SU carro (así es, no todos son niños de papi) para poder trabajar, estudiar, hacer asistencias y que no los asalten de camino. Tener carro no significa que uno sea millonario. Y aunque usted puede tener su opinión, me parece que primero debería saber cuáles son las razones que tienen para protestar por el marchamo y pensar en todas las personas que usan carro (y sus motivos), no sólo en las que usted escogió. Como comentario aparte, no veo cuál es el problema con que cierta clase de gente entra a la U. Para eso hay un examen de admisión y el que entra a la U es porque se lo ganó (esté uno de acuerdo o no con el tipo de examen que es).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oojo, que no fui yo quien los denominó "pipis" fueron ellos mismos. Segundo, hago referencia a los de la mañana, porque los que llegan en le noche seguramente están trabajando. Tener carro efectivamente no significa tener dinero, pero insisto la protesta de la mañana no fue precisamente proletaria. Por eso hago referencia a los estudiantes de la "mañana". Por eso también considero que es necesario una política integral de transporte público,la política hoy día la marca el interés económico, ¿eso lo resuelve la U? No, pero estamos en la obligación de plantear la pelea.
      Ahora, insisto en un punto que es esencial, y es la legitimidad de la protesta, esta desde mi punto de vista no lo es.
      Ahora lo del examen de admisión es más que cuestionable, y las estadísticas demuestran que las oportunidades no son iguales para todos por el tipo de educación que se recibe, es decir, está demostrado que si uno es de un colegio privado tiene más posibilidades de ingresar a la UCR, ese es un dato objetivo. No se trata meramente de un asunto de capacidad individual, existen condiciones estructurales que de alguna forma determinan el comportamiento del ingreso a la UCR. Esto es culpa de la gente de colegios privados, no. Es producto de un modelo de sociedad determinado, pero que śi esos muchachos sostienen, y vaya de qué forma lo hacen.

      Eliminar
  2. 100% de acuerdo. Yo tampoco fui a la huelga pero también la apoyo. Tengo carro, no es un "chuzo", ni me lo regalaron mis papas, me lo compre con mis propios esfuerzos y si me facilita la ida a la u no veo nada de malo en eso. Y LE AGRADEZCO A TODA LA GENTE QUE FUE HOY. Y como dice "Andre", NADIE es quien para decidir cual razón es valida para ir a una huelga o no.

    ResponderEliminar
  3. A ver a ver ahondemos la problemática primero. Yo creo que cualquier decisión que la Universidad tome donde el costo de la misma recaiga en estudiantes de pregrado y grado sobre otros sectores universitarios ha de abordarse con cierto cuidado. No seamos tan ilusos de abstraer esto y no darse cuenta que corresponde a una serie de problemas en una Universidad que se preocupa cada vez menos por los estudiantes de grado y pregrado.

    Por otro lado me parece que la generalización es completamente indebida, conozco mucha gente que al igual que hoy se manifestaba se ha manifestado alrededor de problemas sociales graves y se ha dado a conocer en momentos importantes. Discriminar a alguien porque tiene carro, llamarlo pipí, egoista o individualista me parece una actitud (con todo respeto) nefasta y que pretende encasillar a toda una población bajo un mismo cristal.

    Por otro lado empezar a cuestionar por clase social si se debe o no ingresar a la U me parece una medida completamente discriminatoria. La UCR debe garantizar la equidad de oportunidades, eso es algo muy distante a lo que usted está haciendo. Para mi hay dos maneras de garantizar la igualdad de oportunidades en poblaciones dispares tales como las que presenta la UCR. Una es la que usted presenta, negarle oportunidades a los estudiantes que son menos vulnerables, la otra es ayudar a las poblaciones más vulnerables y darles opciones reales para solventar sus necesidades, particularmente yo soy partidario de la segunda.

    ResponderEliminar
  4. la u sí tiene parqueos de bicicletas la feucr de 2010 instaló varios en biolo y sociales

    ResponderEliminar