“O se opta consciente y reflejamente, o la opción de nuestra vida se realiza sin que ni siquiera caigamos en la cuenta de ello. Pero en cualquier caso, nuestra vida y nuestra acción se inscriben en uno de los sectores contendientes. No hay marginados frente al conflicto social; hay sencillamente, contendores abiertos y contendores solapados, luchadores convencidos y tontos útiles. Demasiadas veces, y más por ingenuidad que por mala voluntad, los universitarios formamos parte de este último grupo. Todos estamos comprometidos: resta saber por quién”.
Ignacio Martín-Baró

lunes, 26 de marzo de 2012

El Pastor de los lobos

Parafraseo el titular de la Revista Dominical de ayer domingo. En la portada del suplemento se leía: "Pastor entre los lobos", ya adentro el titular es: "Entre lobos con sotana", se trata de un artículo dedicado a la llegada de Ratzinger a México y Cuba en medio de los escándalos de corrupción en el Vaticano y la filtración de información (los "Vatileaks"), y la lucha de poder desatada por su sucesión. Pero el titular correcto debió ser "El pastor de los lobos", y dentro debió ser "Lobos con sotana", creo que habría sido más exacto.

Por "mera casualidad" ese mismo titular aplica para el señor Ministro de Hacienda, Fernando Herrero. Resulta que el encargado de la Hacienda Pública y de jefear la recaudación fiscal y lucha contra la evasión fiscal, además de uno de los principales defensores del PACquetazo fiscal, ha estado evadiendo impuestos  durante doce años. Una casa de su propiedad, y alquilada al Ministerio de Seguridad, estaba valorada en 47 millones, un perito "estimó el terreno y su construcción en ¢288,7 millones", aunque finalmente la revaloración se hizo por 167 millones. De aquí dos cuestiones, primero que propiedades del Ministro o sus familiares sean alquiladas por el Estado, aún cuando haya autorización de la Contraloría, "sospechosamente legal". Y lo segundo, un descaro que el Ministro argumente que eso se lo deja a la Municipalidad de Escazú. Típico en este país, la culpa siempre es de los otros.

"Es mejor que lo haga la Municipalidad" argumenta el Ministro, porque según él no es experto en esa materia. Le creería si no fuera porque él es el Ministro de Hacienda, no es un contribuyente cualquiera, en este caso no se puede simplemente alegar ignorancia, o simplemente errores de otros, hay una obligación de declarar los valores inmobiliarios cada cinco años y hacerlo de forma veraz, más aún siendo Ministro de Hacienda. Pero el comunicado de Casa Presidencial dice que el problema es el sistema municipal, entonces lo que dice el Ministro es que le deja el asunto a quienes no tienen capacidad. Cuidado pierde. Y en Casa Presidencial, típico, tratando de justificar lo injustificable.

Dice Herrero que su error fue "no fijarse". Seguro porque además de parcial, soy un limpio y me fijo en esas cosillas cuando hago mis pagos. Curiosamente otros once Ministros también "fueron víctimas" de ese mismo error.

El alquiler va hacia la alza, pero los impuestos a la baja. Ahora dice que no se sabe cuál es el valor de mercado, porque la zona está dejando de ser residencial, pero que todavía no es comercial, y que por eso no se vende, y la salida entonces fue alquilársela al Estado por 1,5 millones de colones al mes.

Como mínimo Herrero debería renunciar, pero todos sabemos que no lo hará, es claro que Laura Chinchilla (firme y honesta) no hará nada, o más bien lo defenderá ya le echó la culpa a otros, y entonces el pastor de los lobos, seguirá ahí campante, impune, protegiendo a los suyos, mientras para el resto hay PACquetazo fiscal.

3 comentarios:

  1. Abra alguien que nunca haya evadido algo, me pregunto yo, ya que se hizo una verdadera caza de brujas todo esto. Y si reconozco que debe haber una responsabilidad política de todos estos jerarcas.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Roy Jiménez Oreamuno, posiblemente mucho o todos de una u otra manera hemos evadido impuestos, pero esta claro que no todos ocupamos cargos públicos y tampoco defendemos el paquete tributario. Cuando decides representar al pueblo asumiendo cargos públicos la vida privada deja de ser privada, el político como el religioso se debe al pueblo, su noble misión y amor debe ir más allá y debe ser transparente en su totalidad, porque el así lo decidió al dedicar su vida a la patria, pero creo no se está entendiendo el punto, claro que hay casería de brujas y debe seguir habiendo, quienes nos representan deben ser y estar limpios en su honor, especialmente los que se jactan de serlo. De no ser así que se quede tranquilo en su casa haciendo chorizos como empresario o se vaya del país, allá nadie lo va a molestar.

    ResponderEliminar
  3. Que Carebarro! Ahora resulta que el Ministro de Hacienda tiene conocimientos mínimos o "no tiene" del todo, sobre sus obligaciones como contribuyente y peor aún alega desconocimiento de la ley.Pucha hasta donde hemos llegado que en este país se vive la política del "pobre paga como rico, y el rico evade y una década después nos enteramos". Considero que se habían tardado mucho en denunciar estas cosas, por que la verdadera "cacería de brujas", la vivís si te atrasás un día de declaración aunque no tengas que declarar nada. A mi con esos cuentos!

    ResponderEliminar