“O se opta consciente y reflejamente, o la opción de nuestra vida se realiza sin que ni siquiera caigamos en la cuenta de ello. Pero en cualquier caso, nuestra vida y nuestra acción se inscriben en uno de los sectores contendientes. No hay marginados frente al conflicto social; hay sencillamente, contendores abiertos y contendores solapados, luchadores convencidos y tontos útiles. Demasiadas veces, y más por ingenuidad que por mala voluntad, los universitarios formamos parte de este último grupo. Todos estamos comprometidos: resta saber por quién”.
Ignacio Martín-Baró

martes, 27 de marzo de 2012

El tiempo de dios

Justo Orozco, hombre de dios, nos exhorta con su voto a que paguemos impuestos, es lo justo en nuestros tiempos.  Él como santo varón que es, sufre de persecusiones por parte de Satán. 



El humilde pastorcito, pobre como ninguno, no tiene dinero para pagar un salón decente para la graduación de los estudiantes de su colegio, y por eso quería un "justo"  aumento salarial. Justo sólo tiene once propiedades que no valen nada (menos aún para el fisco) y un negocio bajo su nombre, ¿cómo es posible que le cobren, si como él bien dice no es una persona rica?

Además nuestro humilde pastorcito corrió a aumentar el valor de esos terrenos que no valen nada, y para que vean que es honesto uno lo aumentó más de diez veces (de ¢3,6 millones a ¢38,1 millones), y el otro aumentó el costo mil veces (de ¢ 5.000 a ¢5.000.000 millones). Un hombre de Dios da ejemplo pagando sus impuestos y le pone valor a terrenos que no lo tienen, sólo para dar ejemplo de solidaridad y amor a los demás. Y las tres propiedades que no están declaradas se trata de obras caritativas: a un manquito y para evitar inundaciones a los vecinos. ¡¡Gloria al Señor!!

Pero los cuestionamientos de los enemigos del Señor son parte de la persecusión que anuncia el fin de los tiempos (estamos en el 2012) encabezado por el anticristo de la Municipalidad de San José: el Alcalde Diamante. Don Justo, hombre de Dios (ya lo anuncia la Biblia en el Apocalipsis, los hijos de Dios serán perseguidos) cotiza mucho, paga demasiado, las almas caritativas como él deberían estar exentas de estos pagos, que a pesar de todo, hace, como Jesús llevará humildemente esa cruz.

Don Justo, como hombre de Dios, respetuoso del orden (sobre todo el natural, de ahí su oposición firme a los matrimonios de esos "maricones") intenta estar en orden, y nos da ejemplo dándole valor a sus propiedades durante este mes. Dice nuestro hombre bendito: "Yo no le digo que voy a actualizar todo este mes, ni el mes que sigue, pero sí pagaré en el tiempo de Dios". 

Y La Biblia (que este hombre santo lee todos los días en el Congreso) nos da en clave de advertencia la pista para interpretar las palabras del profeta Orozco, en la 2° de Pedro 3:8 dice: "Mas, oh amados, no ignoréis esto: que para con el Señor un día es como mil años, y mil años como un día". Amén.

2 comentarios:

  1. Probablemente el pobre pastorcito, perseguido por su claro ejemplo de "buen cristiano" que ve "inmoral" el matrimonio entre personas del mismo sexo y el derecho a decidir de las mujeres, pero no la evasión tributaria, sacará el dinero que debe al fisco robándose (perdón tomando prestado) el diezmo de sus feligreses... Aunque a decir verdad que creo que don INjusto omitió aquella cita de Romanos 13:7 "Paguen a cada uno lo que le corresponda, si deben impuesto paguen los impuestos" Ups!

    ResponderEliminar
  2. Ah y por cierto a este "Hombre de Dios" como que también se le olvido aquel mandamiento de "NO ROBARÁS"

    ResponderEliminar