“O se opta consciente y reflejamente, o la opción de nuestra vida se realiza sin que ni siquiera caigamos en la cuenta de ello. Pero en cualquier caso, nuestra vida y nuestra acción se inscriben en uno de los sectores contendientes. No hay marginados frente al conflicto social; hay sencillamente, contendores abiertos y contendores solapados, luchadores convencidos y tontos útiles. Demasiadas veces, y más por ingenuidad que por mala voluntad, los universitarios formamos parte de este último grupo. Todos estamos comprometidos: resta saber por quién”.
Ignacio Martín-Baró

jueves, 25 de julio de 2013

Un poco de paz...

Poco más de dos semanas sin ejercicio pesan no sólo en lo físico sino que también en lo mental. Dos semanas casi metido entre la casa y el trabajo (y eso no es vida), pero eso es lo que dejan esas gripes extrañas que andan por ahí.

Por eso aprovechando el feriado, con muy buena música de fondo... me subí a la bicicleta a oxigenar el pecho y sobre todo la mente. Y mientras pedaleo cerca de la Universidad pienso en lo que debe estar ocurriendo en Guanacaste, de repente me siento horrorizado con lo de Santiago de Compostela (no dejo de pensar en lo irresponsable del maquinista, pero tampoco en lo alienado que debe estar ese tipo producto de su trabajo en una situación como la que vive España)...  pienso además si Laura Chinchilla no estará ya deseando (tanto como nosotros) que se acabe su periodo de gobierno, o si pensará que realmente lo ha hecho muy bien, pero así convencida de ello, o lo pensará porque tiene alrededor una bola de aduladores... o es que ella y la clase gobernante son tan cínicos que no les importa...

Y no me había dado cuenta, pero así no más, apenas saliendo, y a pesar de las cosas en que iba y fui pensando, tuve aquella vieja sensación de bienestar, de felicidad... y pienso y siento que a pesar de todo en realidad aún se puede sentir un poco de paz y tranquilidad... Y pues nada, que me acordé de vos, de aquella época feliz... un abrazo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario