“O se opta consciente y reflejamente, o la opción de nuestra vida se realiza sin que ni siquiera caigamos en la cuenta de ello. Pero en cualquier caso, nuestra vida y nuestra acción se inscriben en uno de los sectores contendientes. No hay marginados frente al conflicto social; hay sencillamente, contendores abiertos y contendores solapados, luchadores convencidos y tontos útiles. Demasiadas veces, y más por ingenuidad que por mala voluntad, los universitarios formamos parte de este último grupo. Todos estamos comprometidos: resta saber por quién”.
Ignacio Martín-Baró

miércoles, 21 de noviembre de 2012

La no reelección de Cruz... ¿Hacia dónde va la cosa?

Como he venido apuntando, son muchos los síntomas de la venia autoritaria del PLN y el gobierno. Lo del jueves anterior es tan sólo un eslabón más de esta escalada que no sabemos hasta dónde llegará, o hasta dónde permitiremos que llegue.

La no reelección del Magistrado Cruz, no sólo no tiene precedentes, sino que no tiene ninguna justificación política válida. Hasta la fecha no he escuchado ningún argumento realmente fuerte que logre justificar lo actuado por los 38 diputados el pasado 15 de noviembre.

Justo Orozco ha dado la justificación más absurda y estúpida que a alguien se le pueda ocurrir. ¿Qué dijo el diputado? Pues que él creía que Cruz no quería reelegirse porque nunca nadie le habló, nadie cabildeó, así que en entendió que Cruz no quería ser reelecto. Sólo en su cerebro de mosca cabe una explicación tan llena de estupidez. ¿Es que acaso no le dijo algo que el nombramiento del Magistrado se hubiera conocido previamente en a Comisión Legislativa de Nombramientos? ¿O es que pensaba que alguien pasa por una comisión sólo para joder a los diputados? ¿No le dijo nada el dictamen aprobado de forma unánime? Justo Orozco puede rajar, o de idiota o de mentiroso, yo diría que de ambas. Pero lo que es peor no es un diputado idiota, sino que crea que todos somos idiotas.

Jorge Guardia en su columna de este martes 20, argumenta que la decisión de los diputados es legítima, porque el sistema les da esa potestad de reelegir o no a un magistrado. Eso es cierto. Pero resulta que el señor Guardia omite, pareciera que deliberadamente, que no se argumentó ninguna razón para sacar a Cruz de la Sala IV, y que la motivación es estrictamente política, máxime cuando había un dictamen aprobado de forma unánime (que incluía a diputados del PLN). Esta motivación política, la enunció el autor de la brillante "ideología del chuchinguismo político": se trata de dar un mensaje al Poder Judicial, de mostrar quién manda. Guardia tampoco menciona que el procedimiento utilizado tiene algunos vicios. Así que ni siquiera la argumentación del señor Guardia da para mucho. Y vale que quiere una coalición electoral, ahora para todo el mundo es evidente de qué lado está. Es claro que se trata de un liberal, tirando a neoliberal, aunque él diga que no.

Tampoco lo escenificado este martes 20 de noviembre en la Asamblea Legislativa  arroja más argumentaciones. Una resolución muy bien hecha por el Presidente del Congreso se echa abajo el procedimiento, pero 26 diputados se la trajeron abajo, y ahora curiosamente el asunto se resolverá en el Poder Judicial, y todo parece indicar que se declarará nula la decisión de no reelegir a Cruz por vicios de procedimiento.

¿Entonces de qué se trata todo esto? ¿Qué es lo que está pasando realmente? ¿Porqué este matonismo? ¿Por qué querer sacar a Cruz de la Sala IV? Hay quienes dicen que hay fallos importantes que aún están pendientes y que el Magistrado Cruz razonará de forma negativa, o que podría ser el voto clave: Crucitas, la reforma eléctrica, entre otras. Son cosas grandes, muchos millones, jugosos negocios, compromisos de algunos. ¿Pero se trata sólo de esto? No lo sé la verdad. Pero lo cierto es que la jugada es una torpeza política absoluta, porque ha quedado al descubierto la grosera e irrespetuosa intromisión del ejecutivo, aparentemente el operador desde Casa Presidencial, Carlos Ricardo Benavides, tiene intereses económicos.

¿Y la presidente (con minúscula y en masculino, se comporta como macho)? Pues la señora de alguna forma acuerpa lo dicho por Molina: "... sí quiero ser muy franca que la Asamblea, distintas fracciones, incluyendo la oficialista, han compartido con el Poder Ejecutivo preocupaciones en torno a cual debe ser el papel de la Sala Constitucional frente a decisiones de naturaleza legislativa y administrativa. Y la fracción legislativa (PLN) sí viene expresando de manera reiterada la necesidad de renovar visiones y planteamientos sobre el alcance de la Sala Constitucional".

Y nuevamente Chinchilla eximirá a uno de sus ministros , cuando le preguntan por Benavides y su visible intromisión, responde: "Sí, bastante injusto, algunos procuraron hacer la crisis mayor. No se vale. Si todos creemos en nuestra democracia hay que buscar cómo se elimina el conflicto y resolverlo por la vía institucional. Quienes trataron de culpar a Carlos Ricardo quisieron involucrar al Poder Ejecutivo y que los tres poderes termináramos en un ring de boxeo." La salida típica de Chinchilla, negar responsabilidades, tirarle la pelota a otros. Porque la crisis institucional la ha generado el PLN, y los Arias. Hasta ahí llegará Chinchilla, y lejos de resolver, atizará más la hoguera.

Ahora, ¿Será posible que dentro del PLN y el gobierno no hayan calibrado la reacción a lo interno del Poder Judicial? Por qué la respuestaha sido unánime, han cerrado filas. Hasta el Fiscal General, por todos conocido que es ficha de los Arias, ha hablado fuerte, muy fuerte. Luis Paulino Mora nada sospechoso de izquierdismo ha estado beligerante. ¿Qué es lo que se está jugando aquí? ¿Será que el gremio no admite que les toquen? Es posible que en el Poder Judicial quieran guardar las formas, porque hay decisiones judiciales más que cuestionables, y hay Magistrados poco independientes (para decirlo bonito). Basta recordar la penosa actuación de la Magistrada Calzada en el caso Crucitas, parecía vocera de la compañía minera. Pero también es justo mencionar que hay Magistrados con criterios independientes y que no se someten a las presiones políticas o económicas. Conozco a un par de ellos.

Para mí es evidente que existe un conflicto interno en las élites, tal y como apuntó por ahí Luis Paulino Vargas. Pero ¿por dónde va la cosa? Aún es difícil saberlo.

Por otro lado, la reacción de la opinión pública ha sido de rechazo total. Esto afecta por parejo a los precandidatos, porque es el PLN el expuesto, y en su totalidad, y claramente es Rodrigo Arias, quien al parecer da las órdenes ahí. Se les ha visto una vez su cara fascistoide ¿Qué preparan que no les importa la reacción de la gente? ¿Será que Rodrigo Arias ante una inminente derrota electoral busca amarrar a todas sus fichas? Porque la amenaza a los jueces es clara, o se alinean o van para afuera. Inadmisible.

Como dije, no tengo claro de por dónde va la cosa, de cuáles son las razones y cuál la trama político-económica en esta jugada tan torpe, tan osada, y que pareciera suicida.

Se avecinan tempestades políticas, más movilizaciones, más malestar, más protestas. Hay un caldo de cultivo para la conflictividad social, y el Poder Ejecutivo, y los Diputados de esta derecha rancia, parecen estar felices en echar más leña a la hoguera. Pero lo más peligroso es que hay, además, una sensibilidad y valores individualistas. Las encuestas publicadas en La nación S.A. durante las últimas semanas indican que en el país hay una tendencia a valorar más el bienestar económico que el colectivo, eso es reflejo de un creciente individualismo, pero además, y esto es lo peligroso prepara un clima de justificación de la "mano dura", de la salida autoritaria, de la figura del "hombre fuerte". Los cuerpos policiales desde un tiempo a la fecha están siendo entrenados y asesorados por militares, hay asesores colombianos en el tema de seguridad, y al parecer el esquema de seguridad que algunos desean aplicar, es el represivo, ejecutado en Colombia.

¿Se tratará de esto? ¿de jugar al límite, de llevar la situación al extremo que justifique la salida autoritaria? Todos los síntomas apuntan hacia ahí, sé que sueno algo extremo, y para ser honesto no estoy seguro de que esto sea así, pero no se puede descartar. Espero estar muy equivocado, y que esto se trate de una estupidez política, pero el contexto nacional e internacional a lo que apuntan es a un creciente autoritarismo, a la defensa por la fuerza del proceso de acumulación capitalista; al cierre de filas frente a un sistema que hace aguas, y que deja cada día más pobres, más malestar.

Habrá que esperar. Lo cierto en este momento es que "no hay que irse en la finta", no hay que olvidar quién es Jorge Chavarría ni de dónde viene, tampoco hay que olvidar que Luis Paulino Mora es un consevador, y que sus fallos han favorecido a la clase política-empresarial. Eso no quiere decir que en este momento no sean aliados tácticos en la defensa de esta institucionalidad (aunque venida a menos y algo podrida, y que es necesario renovar desde abajo). Es importante salir a la calle, a manifestarse por este vulgar atentado a la separación de poderes, que como dije nos dejaría ya ni siquiera con el cascarón democrático. Tampoco nos creamos que los jueces son imparciales, que la política no toca a los jueces, o que jueces no toman decisiones políticas. No seamos ingenuos. Lo que no se puede permitir es que los Arias, el PLN, destruyan y acaparen todo el poder, porque eso nos encamina a la "Tiranía en democracia", que no es otra cosa que la dictadura. Por eso hay que salir, porque quieren tapar su corrupción en el último reducto que les queda, es una avanzada, torpe, pero avanzada al final de cuentas. Nosotros debemos hacer la nuestra y ha de ser masiva, pero teniendo claro que ahí, en el Poder Judicial también se cuecen habas.

5 comentarios:

  1. La conducta de la asamblea legislativa en el caso del Magistrado Cruz refleja una laguna politica en la constitucion politica de el pais. Donde el Poder legislativo tiene la autoridad de decidir cuales Magistrados se quedan y cuales no.
    la Asamblea Legislativa tiene la autoridad de decidir la forma de pansamiento dentro de el Poder Judicial; y si existen suficientes votos por parte de un solo Partido Politico; la vision de dicho partido se va a reflejar en el poder judicial; este tipo de decisiones seran mas comunes dentro de la politica costarricense si no se ataca el verdadero problema.
    La restitucion de Cruz hace a la poblacion feliz pero no resuelve un problema que probablemente resurgira otra vez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Che Vargas, garcias por leer y comentar. Estamos de acuerdo en la legitimidad legislativa, pero yo apunto al tema de lo poitico e ideológico más allá de lo legal, donde también hay problemas, pero no pongo en duda esa potestad. Ahora sería interesante discutir en torno al mecanismo de eleccion de magistrados, es todo un tema.

      Eliminar
  2. Ese anterior es avatar de un blog que tuve antes y cerré. No me di cuenta. En realidad estoy en este:

    http://lahuelladelojo.blogspot.com

    ResponderEliminar