“O se opta consciente y reflejamente, o la opción de nuestra vida se realiza sin que ni siquiera caigamos en la cuenta de ello. Pero en cualquier caso, nuestra vida y nuestra acción se inscriben en uno de los sectores contendientes. No hay marginados frente al conflicto social; hay sencillamente, contendores abiertos y contendores solapados, luchadores convencidos y tontos útiles. Demasiadas veces, y más por ingenuidad que por mala voluntad, los universitarios formamos parte de este último grupo. Todos estamos comprometidos: resta saber por quién”.
Ignacio Martín-Baró

jueves, 15 de marzo de 2012

CCSS y los nombramientos: la culpa siempre es de los otros

Reviso las noticias y nuevamente quedo anonadado. El Dr. Mauricio Vargas Fuentes nombrado al frente de la División Médica presenta su renuncia al cargo sin haber asumido. La causa de su renuncia es ya conocida, el susodicho está moroso con la CCSS. 

Su condición es la de  PATRONO INACTIVO MOROSO, con un monto pendiente de pago por 1.471.176.00 por concepto de cuotas obrero patronales. Vargas alegó que se trataba de un "error", textualmente dijo: “Yo pagué, pero luego llegó otro cobro, que después la Caja me devolvió, pero, al parecer, la institución no dio el aviso a los abogados externos que se contratan para hacer los cobros judiciales”. Él debe, pero la culpa es de otros. Típico en un país en el que nunca las personas que ocupan cargos públicos tienen responsabilidad de nada, siempre hay alguien a quien echarle la culpa (normalmente funcionarios subordinados). Ya ven ahí sigue campante el inepto Ministro de Transportes.

Pero en todo esto hay otra pregunta importante que deberíamos hacernos ¿Cómo fue que la Junta Directiva no se enteró de que Vargas no estaba al día con sus obligaciones patronales? La respuesta a esa pregunta es casi tan indignante como la respuesta del Dr. Vargas. Para la Directiva de la CCSS también la culpa es de otros.

En la Junta Directiva de la Caja aseguran que contrataron a una empresa para hacer el proceso de selección de las personas que ocuparían estos cargos. El proceso, según indicaron, costó nada más y nada menos que 18 millones de colones. O sea, la CCSS que está en crisis financiera, se da el lujo de despilfarrar de esta forma 18 millones por un trabajo mal hecho. Porque claramente no lo hicieron bien, de lo contrario Vargas no hubiese sido postulado. Suponemos que y el pago fue hecho, y no pasará nada con esto.

Pero ¿Cómo es que un detalle tan importante como revisar que las personas que estarían en la terna no tuvieran deudas con la CCSS se pasó por alto? Pues posiblemente para disfrazar de objetivos un procedimiento que culminaría con nombramientos que a todas luces son políticos. Decisiones políticas como todas las malas decisiones que se han tomado durante tantos años para despedazar la CCSS. Así es cómo se ha dilapidado miles de millones de colones.


1 comentario:

  1. Diay, pero este señor también lideró el PAIS-UCR por lo menos hasta tres días antes de su corto nombramiento en la Caja. ¿Estará de nuevo en la UCR y la UCR hará negocios con morosos de la Caja?

    ResponderEliminar